Martes, 26 de Marzo de 2019
siguenos >
 
Blogs
Cuando la democracia se soñaba en el Especial Nochevieja de Lazarov en 1977
         

Cuando la democracia se soñaba en el Especial Nochevieja de Lazarov en 1977

El Especial de hace 40 años era un monumento del aperturismo, cuando los programas de entretenimiento eran más progresistas que la parrilla de TVE.

Francisco Andres Gaardo     diariodesevilla         Cadiz (25.12.2016)

 

“No ha sido un mal año… yo los he visto peores”, despedía la gran Mary Santpere a 1976 antes de que se conectara, con voz en off como podría recordar Marisa Naranjo, con el reloj de la Puerta del Sol. 
 
Sabiendo que Santpere fue una de las actrices de la primera película  estrenada al término de la Guerra Civil, 'Los cuatro robinsones' de Muñoz Seca, la cómica catalana no mentía en esa apreciación. El Especial Nochevieja de hace 40 años, firmado cómo no por Valerio Lazarov, es un monumento del aperturismo, cuando los programas de entretenimiento eran más progresistas que el resto de la parrilla de TVE. Si había que mentalizar a los españoles del reto de la Transición nada mejor que la noche en la que todos se reunían, la de las uvas, para  fortalecer el mensaje dos semanas después del referéndum de la reforma. Un 1977 “lleno de petróleo, democracia y que vuelvan las minifaldas”, proclamaba Antonio Garisa, nada más aterrizar el nuevo año. Ni Garisa ni Santpere darían la talla convencional de presentadores de lentejuelas pero el realizador rumano, fichaje en su momento de Adolfo Suárez al otro lado del telón, le gustaba los contrastes. A su mujer, Didi Sherman le hizo pedir un nuevo año “sin polución” y  la escultural Sara Lezana pidió que 1977 “permita que los españoles vean aquí  lo que antes tenían que ver fuera”.  Silvia Tortosa deseaba que “las mujeres engañaran a los hombres tanto como ellos”. Por alguna parte había que empezar la igualdad, entendió Lazarov. Suena incorrecta, pero desde una broma chusca el feminismo ganaba apoyos estelares.
 
 
La Nochevieja de hace 40 años removía las almas, hacía encarar con optimismo lo que negaba la cartera de la clase media. Los nuevos tiempos llegaban acompañados de una crisis económica pero también los empujaban la esperanza y por eso ahí también iban a estar los onubenses de Jarcha con su 'Libertad sin ira'.  Turrones con reclamación, impensable decenios después. La ropa informal se subía a los cajones del “brindis”, la apoteosis musical de pajaritas y trajes de noche, muy de  Señoras y señores, con que comenzó aquel especial. Sólo en TVE se podían reunir Fernando Esteso, Sara Montiel, el peronista Palito Ortega, La charanga del Tío Honorio entre las campanas del ballet Zoom. Todos a la vez, con Manolo Escobar, el guaperas Manolo Otero (que esa noche remedó a Tony Curtis en Con faldas y a lo loco, una excentricidad con cierto calado), Pajares, la ex azafata Ángela Carrasco, Massiel o Los Golfos  (“¿qué pasa contigo, tío?”).  Estaba previsto que Camilo José Cela cantara un tango, pero el escritor al final escurrió el bulto.
 
Desde 1961 con una Fiesta en familia, TVE animaba la primera medianoche del año, pero la de 1977 fue distinta, con mucho presupuesto y con intención de confirmar que había llegado una época, que empezaba a despuntar en pasados especiales que traía. El especial de más de cinco horas se abrió a la hora de la cena con varias actuaciones grabadas en Estados Unidos  y ahí está en el archivo esa actuación de los Jackson Five, con Michael deseando felices fiestas  al micrófono de la enchufada Sherman, y también con la presencia de Xavier Cugat, el español más internacional por entonces, rematando con el aspirante, Julio Iglesias, y Camilo Sesto. A continuación llegó un festival de promesas, con Lolita y los Desmadre 75 cantando “Saca el whisky, cheli”, canción veraniega que venía a festejar de forma disimulada el fin del franquismo (la censura no se enteró).
 
“Brindis, brindis”, cantaban en play back el dúo de humoristas de moda, los actorazos Jesús Puente y Juanjo Menéndez, y Pepe Da Rosa entrada la madrugada se entonaba así con su gran éxito de inspiración televisiva, Los cuatro detectives. “… Que venga Banaché”. Pues no faltó ni Banaceck, el actor George Peppard,  futuro Hannibal en El equipo A. Algún chiste verde y un par de bailes sincopados, para acompañar el alcohol en la casa, condujo a los españoles a la cama, soñando con que hace 40 años todos íbamos a ser muy felices con la democracia , la futura Constitución, y un mundo libre de censuras. 

 

 



 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 1 y 9?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar