Martes, 24 de Octubre de 2017
siguenos >
 
Blogs
Las siete pruebas que demuestran que Jorge Javier Vázquez quizá no sea el compañero perfecto
         

Las siete pruebas que demuestran que Jorge Javier Vázquez quizá no sea el compañero perfecto

Las contradicciones en el presentador son un clásico, tal y como analizamos en este artículo

Opinión / Televisión Pedro M.M.    Madrid (26.09.2017)

 

Anda dolido Jorge Javier Vázquez porque el otoño no ha llegado como él pretendía tras la alegría primaveral de 'Supervivientes' y después de haber intentando enterrar "el hacha de guerra" compartiendo parte del verano con Mercedes Milá. Y es que 'Gran Hermano Revolution' ha logrado dos hitos en idéntico número de galas: el martes pasado el reality-show logró el peor estreno de su historia y el jueves la segunda marcó su peor dato histórico de espectadores, situación que ha obligado a la cadena a programar cine en la segunda noche de la semana. El de Badalona volverá esta temporada al teatro, se estrenará como productor cinematográfico y pretendía levantar 'Gran Hermano' después de haber tenido la capacidad de sostener en público que no leía las críticas hacia el programa cinco minutos antes de admitir que los dardos fueron tan graves que se hizo replantear si su presencia en el programa tenía sentido. Las contradicciones en el presentador son un clásico, tal y como pasamos a analizar. 

Uno: El humor unidireccional
 
Jorge Javier Vázquez utiliza el humor y la ironía como mejor recurso ante las cámaras. Pero eso sí, cuando él se convierte en objeto de bromas no se lo toma demasiado bien. Y si no que se lo digan a la productora Globomedia, que fue acusada de proporcionar cocaína a sus empleados y de mirar para otro lado ante un intento de abuso sexual. Corría 2007 y el presentador estaba que trinaba ante las parodias de 'Sé lo que hicisteis...', que provocaron su excesiva reacción en 'La Noria': "Hay un programa de televisión que, continuamente, me está llamando borracho. Acepto, por el programa duro que hago, mi parte de crítica, pero no que me llamen continuamente borracho. Y ahora, si quieren hacer zapping, me lo hacen, porque se lo voy a preparar. Me pillaron una vez borracho, pero yo trabajo en una productora en la que nunca los jefes proporcionan cocaína a sus trabajadores para que trabajen mejor cuando están cansados; trabajo en una productora en la que, cuando llega una fiesta, los trabajadores no aportan su dinero para comprar de la mejor cocaína; y trabajo en una productora cuyos jefes pueden decir que nunca, por los efectos de la cocaína y de la borrachera, han intentado abusar sexualmente de una compañera. Y ahora lo ponéis".
 
Dos: Clases sobre campañas 
 
Si por algo destacan programas como 'Aquí hay tomate' o 'Sálvame' es por su fijación con algunos personajes. Las brutales campañas sufridas por Isabel Pantoja y por María José Campanario eran lidiadas por la ironía de Jorge Javier, que eso sí, no aguantó algunas informaciones de ¡Qué me dices! y anunció una demanda: "Me empiezan a dar unas hostias tremendas (se veían fotos del presentador en la playa en la que no debía gustarse, o informaciones confirmadas sobres sus problemas con Hacienda) que lo acepto porque estoy expuesto, pero sistemáticamente aprovechando cualquier declaración comienzan a producirse una serie de ataques.El  director de la revista, se siente molesto porque me comprometí a dar una entrevista. Sí que di largas, porque no carecía de tiempo material y en una semana que no podía dije que como mucho podría hacerla telefónicamente". 
 
Tres: El físico
 
Jorge Javier, que se mofaba en su época tomatera de la gala de Miss España eligiendo entre risas a la "Miss Fea", tampoco aguanta que hablen de su comentado físico: "El anterior director de ¡Qué me dices! me las hizo pasar...Cada semana me caía algo gordo, pero cuando lo dejé con mi novio decían que a él no le costaría nada volver a enamorar porque era muy guapo. Y luego vi a la que escribió eso y era una gorda con bigote". 
 
Cuatro: Periodismo de rigor
 
Hace unos meses la estrella de Telecinco se quejaba por los titulares sensacionalistas e información sin contrastar que supuestamente sirven "algunos confidenciales", toda una lección de rigor periodístico para un señor que se ha hecho famoso dando paso a vídeos en los que se veían las iniciales de algunas folclóricas que según 'Aquí hay tomate' tenían "el pecado" de ser lesbianas. Un curso de periodismo homófobo que sin embargo no ha impedido a Jorge dar clases de ética, por ejemplo a Vanitatis por elaborar un ranking de homosexuales: "Comienza el recuento, ¿cuál será el siguiente paso? ¿La cámara de gas?". 

Cinco: Lucha de clases
 
Año 2011 y varios medios publican que 'Sálvame' ha despedido a tres reporteros por negarse a grabar un programa con motivo de la huelga general. Las víctimas exigían sus derechos y Jorge Javier ni estaba ni se le esperaba. Porque se negó siquiera a solidarizarse en público con sus compañeros antes de exigir mejoras laborales en la competencia: "Para FormulaTV: basta de reportajes tendenciosos y empezad a tener la decencia de pagar más de 7€ por artículo a vuestros colaboradores". 

Seis: La hemeroteca
 
Jorge Javier no aguantaría ni media mañana de hemeroteca con su periodismo perpetrado en 'Aquí hay tomate' y 'Sálvame'. Pero eso sí, el de Badalona sacó tiempo para sacar pecho por 'Supervivientes' en mayo de este año: "Titulares de ayer y de hoy. Pues oye, parece que no he aguantado mal el tirón del todo". Acompañando este texto se veían informaciones pretéritas de medios como Periodista Digital, que simplemente certificaban que Jorge Javier estaba logrando unos pésimos números en 'Gran Hermano' y que había rumores que le colocaban fuera de Mediaset ante su inminente fin de contrato. 
 
Siete: Sus "amigos"
 
A Jorge Javier le cuesta ser el compañero perfecto. Habría que preguntarle por el tema a Carmen Alcayde, recién defenestrada de Telecinco meses después de que el presentador de 'Sálvame' admitiera en público su mala relación cuando compartían plató "tomatero": "Había veces que íbamos al plató y no nos hablábamos. Y el realizador tenía que hacer esfuerzos porque no nos dirigíamos la palabra. Hicimos un directo sin hablarnos. Fue dramático". 
 
En la misma época Jesús Mariñas atacó al presentador porque dio paso a un vídeo en el que un reportero preguntaba a Sara Montiel si su hija estaba embarazada porque la había visto "gordita" en unas fotografías. El gallego no se cortó: "Él si que está gordo y sin cuello. Aún me sorprende que cuestione el engorde de Thais, ya que, si algo distingue al badalonés es su figura rechoncha y cuellicorta". Carlos Ferrando se lanzó a por él desde Canal 7 dirigiéndose a su madre: "¿Qué le parece a usted que su hijo Jorge sea maricón y cuando llegó a Madrid se dedicara a acostarse con periodistas mayores para conseguir sus objetivos profesionales? Seguramente el enunciado de esta pregunta es tan falso como el de la que hicisteis a Sara Montiel sobre el embarazo de su hija, pero, ¿a que a tu madre no le gustaría?". 
 



Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

Luli
Este fantasma se cree que es el mejor,pero a todo cerdo le llega su San Martín,que no vuelva y se lleve a la zumba de Mila,a la isterica de la Patiño y a la implesentable de la Belen.

 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 2 y 6?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar