Domingo, 25 de Febrero de 2018
siguenos >
 
Sociedad
El grave secreto de la Casa Real Británica guardado durante años
         
Reina Isabek II

El grave secreto de la Casa Real Británica guardado durante años

La reina Isabel II estuvo a punto de ser asesinada en 1981 en Nueva Zelanda. Una bala del calibre 22 rozó su cabeza

 Redacción  Sociedad Internacional   Madrid (14.01.2018)

 

Probablemente se trata de uno de los secretos mejor guardado de la Casa Real Británica. La reina Isabel II podría haber muerto a causa de la bala que le disparó un asesino en 1981, pero los hechos se han mantenido en secreto durante todo este tiempo, saliendo ahora a la luz pública.
 
La publicación The Stuff afirma que una bala pasó rozando la cabeza de la monarca británica cuando salía de un Rolls Royce en 1981 mientras realizaba una gira diplomática por Nueva Zelanda.
 
El informe cuenta que un hombre de Nueva Zelanda, Christopher John Lewis, de 17 años, disparo un rifle del calibre 22 mientras la multitud vitoreaba a la Reina totalmente inconsciente de que casi habían presenciado el asesinato de Isabel II.
 
Según este  artículo, las autoridades taparon los hechos y la policía de Nueva Zelanda  mantuvo el grave incidente en secreto, hasta ahora, revela una nueva investigación.
 
El intento de magnicidio tuvo lugar en 1981, el mismo año en que intentaron asesinar al presidente Ronald Reagan y al papa Juan Pablo II. Reagan fue disparado por John Hinckley Jr. en Washington, DC en marzo de 1981, pero el líder de los EE. UU tuvo la fortuna de recuperarse de la herida de bala. También lo hizo el Papa, quien fue gravemente herido por un aspirante a asesino en la Plaza de San Pedro en Italia en mayo de 1981.
 
Ahora Tom Lewis, un ex oficial de la policía neozelandesa que trabajó en el caso que contamos,  dijo a The Stuff que no existe un archivo verdadero al respecto: "Fue reactivado, regurgitado, arrancado, otras partes falsas. "
 
Lewis podría haber sido juzgado por traición y sentenciado a muerte si se le hubiera declarado culpable; sin embargo, para cubrir el intento de asesinato, se ordenó rebajar los cargos a posesión de un arma de fuego en un lugar público y descargarla.
 
El ex oficial de policía Tom Lewis dijo que el primer ministro Robert Muldoon temía que la realeza británica no regresara a Nueva Zelanda si se enteraban de que había sido un intento de asesinato.
 
En 1997, Lewis se suicidó en Auckland, a la edad de 33 años.
 
A raiz de esta información y con la realeza planeando la boda de mayo del príncipe Harry y Meghan Markle, las preocupación por las medidas de seguridad ocupa la prioridad del enlace.
 



 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 3 y 2?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar