Lunes, 11 de Diciembre de 2017
siguenos >
 
Sociedad
Ortega Cano condenado a pagar una deuda de 2.300 euros de su bar de Benidorm
         
ExDg

Ortega Cano condenado a pagar una deuda de 2.300 euros de su bar de Benidorm

La empresa hostelera del torero fue desahuciada por no pagar el alquiler y tiene unas pérdidas de 900.000 euros

 Redacción Sociedad   Madrid (02.12.2017)

 

Jose Ortega Cano ha sido condenado por el juzgado de lo Mercantil 1 de Alicante a pagar 2.329 euros por no pagar cinco facturas del restaurante que montó en Benidorm a principios del 2015. 
 
La sentencia, de la que se hace eco EL PAÍS, estima parcialmente la demanda interpuesta por la empresa Zerca Servicios de Ocio SL a la que el extorero encargó en febrero de 2016 la gestión del establecimiento, denominado El Belador. El juicio se celebró el pasado 30 de octubre con la presencia del antiguo matador, que se retiró del toreo en la plaza de Las Ventas el pasado mes de agosto. Durante la vista, Ortega Cano reconoció que su mercantil, Orteunión Espectáculos SL, de la que él es el administrador único, acumula 900.000 euros en pérdidas, aunque estas han sido compensadas en el balance  con aportaciones de capital por importe de un millón.
 
Los hechos vienen de cuando Ortega Cano alquiló un local en la línea litoral de Benidorm en enero de 2015 para dedicarlo a la hostelería. En febrero de 2016, delegando la gestión del negocio a otra mercantil, Zerca Servicios de Ocio SL. El contrato de dirección suscrito entre ambas partes estipulaba que Orteunión Espectáculos SL, dedicada a la organización de eventos taurinos y artísticos de toda índole, debía correr con todos los gastos. El 5 de abril de ese mismo año, sin embargo, un juzgado desahució a la sociedad del torero y cerró el bar por no pagar el alquiler. En fase de apelación, Ortega Cano consignó las cantidades adeudadas, pero ya era tarde.
 
El juez Eduardo Serrano ha dado la razón a la empresa demandante y ha condenado a Orteunión y a su administrador a abonar los 2.329 euros que aún adeuda a su socia. “Atendiendo a que obran las referidas facturas en autos, se entienden las deudas reclamadas por existentes, al no haber acreditado la parte demandada bien su pago o las circunstancias que determinen su impago, no considerando suficiente la alegación de su desconocimiento, dado que las facturas acreditan que la mercancía fue entregada”, precisa el magistrado.
 
La sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia de Alicante, rechaza las demás pretensiones de los demandantes dando la razón a Ortega Cano. Este negó durante el juicio que Orteunión estuviese inactiva. Su asesor financiero, y responsable de contabilidad, secundó esta versión y mantuvo que la sociedad no había incurrido en ningún momento en causa objetiva para su disolución. De acuerdo con su testimonio, a fecha de 20 de junio de 2017, el balance contable arrojaba un saldo negativo de 900.000 euros, pero se habían comprometido “préstamos participativos” por importe de un millón de euros para compensar las pérdidas.
 
El juez reconoce que las deudas contraídas por El Belador respecto al arrendamiento del local se corresponden con el tiempo en que Ortega Cano pasó en prisión por causar la muerte de un hombre, Carlos Parra, en un accidente en el que el diestro circulaba con su coche bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Pero matiza que el pago de ese alquiler, como el del resto de proveedores, era responsabilidad suya, tal y como establece el contrato que había firmado con Zerca.
 
Sin embargo el que Orteunión SL no presentara sus cuentas anuales en el Registro Mercantil “no demuestra su insolvencia, ni determina la disolución de la sociedad”, añade el fallo. El magistrado no cree que el viudo de la tonadillera Rocío Jurado pretendiera “eludir el pago de deudas” mediante la creación de la mercantil demandada, como sostienen los demandantes, “máxime cuando obran en las actuaciones el pago de facturas derivadas de los servicios prestados en el negocio jurídico objeto de la presente litis, así como el de las rentas debidas a fin de impedir el desahucio en vía de apelación”.
 
La demanda de Zerca Servicios de Ocio SL se centraba inicialmente en una deuda de 21.805 euros por facturas de proveedores que ella misma había tenido que abonar. Ortega Cano pagó 19.476 euros antes del juicio. El dinero restante, según sus abogados, correspondía a cinco facturas que no había recibido y no estaban, por tanto, contabilizadas, por lo que desconocía su concepto.
 
 
 
 
 



Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 5 y 0?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar