Domingo, 23 de Abril de 2017
siguenos >
 
Tendencias
Dropshipping: ¿qué es y cómo funciona?
         
dropshipping

Dropshipping: ¿qué es y cómo funciona?

La forma más fácil de testar un negocio online

Jordi Ordóñez (Consultor ecommerce)           Barcelona  (16.06.2015)

 

El dropshipping es la forma más fácil de testear un negocio online, porque no pones en riesgo tu dinero comprando stock o invirtiendo en un almacén. Lo mejor del dropshipping es que puedo testear si un negocio online funciona o no y, meses después, stockar lo que realmente sé que funciona a nivel de ventas.

 

¿Cómo funciona?

Un mayorista o fabricante te da una fuente de productos (un catálogo) categorizado y con todos los datos: nombres de producto, número de referencia interno, precio, tu precio, stock, imágenes… y, sobre ese catálogo, tú te dedicas a captar clientes. Es decir, abres una tienda, vuelcas el catálogo del dropshipper en cuestión y te dedicas a captar clientes.

 

Tú no envías el paquete, lo envía el dropshipper, al que le pasarás los datos de quién te ha comprado y qué te ha comprado.

 

¿Qué recibirás a cambio de cada venta? Una comisión. Digamos que si vendes a 45€ y el precio al que el dropshipper te deja el stock es a 35€, “ganarás” esos 10€. Lo pongo entre comillas porque de ahí deberás pagar impuestos, como no puede ser de otra manera.

 

¡Ah! Ya no parece tan chollo, ¿no? Pues espérate. Vaya por delante que yo no soy amigo del dropshipping salvo para testear un negocio.

 

Veamos los pros y contras.

 

Pros del dropshipping

       No necesitas stock

       No necesitas almacén (menos impuestos y quebraderos de cabeza)

       No gastas en logística

       No gastas dinero en trabajadores que preparen los pedidos

       Escenario ideal para testear un negocio (cuando sabes qué funciona, stockas)

       No te preocupas de los productos perecederos

       Si algún día necesitas cerrar, no tendrás problemas para liquidar los productos no vendidos

 

Como veis, el punto fuerte de este modelo de negocio es la mínima inversión, por eso es una de las formas favoritas de introducirse en el ecommerce de las personas que quieren tantear el terreno y no meterse en serio. Es como si te dejaran alquilar una tienda en la calle durante 3 meses por un precio mínimo y sin penalización de entrada ni salida.

 

Contras del dropshipping

       No tienes control sobre qué pasa con los datos de tu cliente (a menos que firmes un contrato con quien recibirá esos datos)

       No controlas el envío ni puedes negociar bajar el precio por envío con el transportista, el volumen de envíos lo tiene otro

       No controlas el packaging

       No controlas el stock. Imagínate que alguien te compra y, por lo que sea, el dropshipper no te ha notificado que no hay stock. Glups.

       No controlas que se entregue correctamente

       No controlas el horario de reparto

       No controlas el precio

       No controlas las razones de la devolución

       No ganas mucho dinero, vas a comisión (márgenes del 5/10%)

       Tu rol en el proceso es de afiliado

       Trabajas para el negocio de otro y tiene todos tus datos

       Si copias el catálogo tal cual lo envía el proveedor, te arriesgas a penalizaciones por contenido duplicado

       Todo el mundo puede montar un negocio igual de fácil que lo has hecho tú, es decir, que hay mucha competencia y guerras de precios

       Para que funcione necesitas mucha inversión en captación (necesitas volumen, vas a comisión)

       El dropshipper sabe todo sobre tus pedidos por lo que:

       Le haces la investigación de mercado gratis (sabe a quién y dónde vendes)

 

       Sabe los datos de tus clientes, por lo que mañana podría usarlos para abrir un negocio igual

 

Ahora que ya tienes la información de los pros y los contras, ¿qué harías? Se aceptan comentarios

 

Como os he comentado, a mí no es un modelo de negocio que me guste. Me gusta llevar yo las riendas y tener proveedores de confianza con quien enviar los pedidos de mis tiendas de accesorios para guitarras y flautas Hohner y accesorios. Mi navaja suiza de proveedores (que me ha costado construir) es Prestashop o Magento para el desarrollo de la tienda, Celeritas para la logística, Kartox para el embalaje y Paypal para los pagos.

 

 

¿Me fío de otros proveedores? Pues claro, pero a estos les confiaría la vida de mi tienda (y de hecho lo hago cada día). Dejar algo que es un negocio y del que tienes que vivir en manos de un tercero mientras tú le haces todo el trabajo no es algo que me pitufe especialmente, aunque es solo una opinión.

 




Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 6 y 9?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar