Miercoles, 19 de Diciembre de 2018
siguenos >
 
Tendencias
El 30% de los menores está afectado por algún tipo de dolor crónico y la mayoría no recibe un tratamiento adecuado
         
De izquierda a derecha, Joao Simoes (Fundación Grünenthal), Coral Larrosa (ANIS), Carmen Bieger (Fundación ATRESMEDIA), Rosa Rodríguez

El 30% de los menores está afectado por algún tipo de dolor crónico y la mayoría no recibe un tratamiento adecuado

La Fundación ATRESMEDIA colabora con la campaña ‘Borremos el Dolor Infantil’, impulsada por la Cátedra de Dolor Infantil URV-Fundación Grünenthal

Redacción  Madrid (12.11.2018)

 

‘Borremos el Dolor Infantil’ (#borremoseldolorinfantil) es una iniciativa de la Cátedra de Dolor Infantil URV-Fundación Grünenthal, en colaboración con la Fundación ATRESMEDIA y con el apoyo de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) para sensibilizar, educar y promover el estudio y tratamiento del dolor crónico infantil en España. La campaña se ha presentado esta mañana en Madrid con la participación de representantes de las entidades y el testimonio de una madre con una hija afectada de dolor crónico.  
 
Según revelan diferentes estudios, entre el 20% y el 30% de la población infantil y juvenil está afectada por algún tipo de dolor crónico, que se define como aquel que persiste durante tres meses o más y que no se resuelve con los tratamientos médicos disponibles.
 
Además de sufrimiento, el dolor puede provocar ansiedad, depresión y problemas de falta de autoestima. Los menores con dolor crónico tienen dificultades para descansar y para concentrarse, lo cual dificulta en gran medida sus actividades diarias. Es frecuente que otros miembros de la familia experimenten síntomas de estrés, ansiedad y depresión, a consecuencia de la falta de control y la sensación de no ser capaces de ayudar a sus hijos. 
 
La campaña busca sensibilizar, concienciar y visibilizar esta situación, así como movilizar mediante una intensa actividad en redes sociales tanto a los profesionales sanitarios como a los medios de comunicación y la sociedad en general para contribuir reducir el sufrimiento de los más pequeños. 
Para ello se ha creado el hashtag #borremoseldolorinfantil. El objetivo es conseguir que se una a la causa el mayor número de personas a través de un breve vídeo y difundir la iniciativa. El mensaje que se pide es sencillo y directo, “Yo también quiero borrar el dolor infantil”, mientras hacen el gesto de borrar con una goma en la mano e invitando a los demás a que hagan lo mismo con el hashtag de la acción. 
 
Para el doctor Jordi Miró, director de la Cátedra de Dolor Infantil URV-Fundación Grünenthal y coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor Infantil de la Sociedad Española del Dolor (SED), “el dolor crónico es una enfermedad extraordinariamente compleja, que requiere la actuación conjunta de un equipo multidisciplinar de profesionales”. De hecho, razona que, en esencia, el modelo que guía la intervención es el mismo, independientemente de la edad y del sexo del paciente. “No obstante, es importante adaptarse a las características y necesidades de cada persona. Y  así sucede en el caso de los niños. El tratamiento debe adaptarse a su estado cognitivo y madurativo. Sin duda, requiere una formación especializada, no solo sobre dolor, sino también sobre dolor crónico infantil y su manejo”, ha matizado. 
 
En opinión del experto, el desafío más importante en lo relacionado al dolor crónico infantil es resolver la falta de recursos para atender las necesidades de esta población. “Esto esencialmente implica, por una parte, solucionar la alarmante escasez de profesionales especializados y, por otra, la falta de unidades especializadas”, ha advertido.
 
Cuando el niño es incapaz de expresar su situación debido a su corta edad, el especialista recomienda fijarse en otras formas de expresión, incluyendo cambios en el tipo de actividad, en las pautas de sueño, incluso de alimentación, que pueden indicar la existencia de algún problema, y que esté relacionado con el dolor. 
 
“El dolor crónico –ha añadido- impacta en todos y cada uno de los ámbitos de la vida. Habitualmente, estos niños tienen problemas emocionales (ansiedad, depresión o ira suelen ser habituales), también de relación con sus compañeros y familiares, suelen faltar a la escuela y esto provoca problemas de rendimiento académico”. Además, evitar ciertas actividades físicas o ejercicios por miedo al dolor contribuye al deterioro físico al mermar su fortaleza, resistencia y flexibilidad muscular.
 
El poder de las RRSS a favor de los niños que sufren dolor crónico
Por último, ha puesto en valor la iniciativa #borremoseldolorinfantil por su capacidad para sensibilizar a la población y a los profesionales sobre la existencia de un grave problema de salud que pasa desapercibido. “Sobre todo, es importante porque nos permite compartir el mensaje, enfatizar, que es posible hacer alguna cosa al respecto”, ha declarado. Existen alternativas para su tratamiento y que están al alcance de la mano si estamos dispuestos a poner los recursos necesarios”. El leitmotiv de la 
Cátedra de Dolor Infantil es que “mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes con dolor crónico y la de sus familias sí es posible”. Y este tipo de iniciativas ha de facilitar la extensión de esta idea. 
 
Por su parte, Carmen Bieger, directora de la Fundación ATRESMEDIA, ha recordado que este tipo de acciones contribuyen a sensibilizar a la sociedad de una realidad que afecta a muchos niños y jóvenes de España. También ha valorado que el hecho de que se genere una cadena de apoyo a través de redes sociales y medios de comunicación es propicio para el conocimiento del dolor en este colectivo y la adopción de medidas oportunas para mitigarlo.
 
En sus palabras, “a menos que te toque vivir esta situación personalmente o por algún miembro de la familia o el entorno cercano, es algo que no se tiene muy en cuenta. Hasta hace unos años, incluso, se tenía la teoría de que los bebés no experimentaban dolor, pero se ha demostrado que el dolor crónico es algo con consecuencias a largo plazo”.
 
Para la directora de la Fundación ATRESMEDIA es primordial que el niño pueda expresar su propio umbral del dolor, para que sea atendido de la manera menos traumática posible. “Todas las herramientas y la formación que tengan los profesionales sanitarios en este asunto es una garantía de que los menores van a sufrir lo menos posible”, ha concluido.
 
De la misma opinión es Joao Simoes, presidente de la Fundación Grünenthal, institución que desde su creación en el año 2000 ha desarrollado diversos programas dirigidos a apoyar iniciativas que tengan el objetivo de paliar el sufrimiento de las personas que padecen dolor. “Estamos convencidos de que esta campaña ayudará a visibilizar la realidad que sufren estos niños y niñas y sus familiares. Esperamos que gracias a este trabajo de concienciación y sensibilización, se cuente en un futuro con más recursos, más formación y más investigación para paliar el sufrimiento de una población tan vulnerable como la infantojuvenil”.
 



 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 5 y 9?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar