Sábado, 23 de Marzo de 2019
siguenos >
 
Tendencias
Los hermanos Fesser comienzan en Filipinas el rodaje de su nuevo proyecto
         
Foto: © MARINA BETETE-ACCIÓN CONTRA

Los hermanos Fesser comienzan en Filipinas el rodaje de su nuevo proyecto

Javier y Guillermo Fesser preparan junto a Acción contra el Hambre un cortometraje de ficción para hacer visible lo invisible: el hambre crónica

Redacción  Accion Social   JLM    Madrid (01.03.2019)

 

 
Hacer visible el hambre que no se ve, para que la sociedad se convenza de que hoy, por fin, podemos acabar con ella. Este es el reto que desde Acción contra el Hambre plantearon  hace unos meses a los hermanos Fesser. Dicho y hecho. El pasado sábado aterrizaron en Manila de la mano de Acción contra el Hambre para el rodaje de un cortometraje de ficción que, con la firma de autor Fesser, hable de la vida pese a la desnutrición crónica.
 
Para ello han elegido la isla de Mindanao, donde la violencia y los tifones que cada año golpean sus tierras tienen mucho que ver con sus altos niveles de hambre. “Queríamos contar esta realidad desde una mirada positiva, fresca, tierna…, que fuese capaz de generar la empatía hoy más necesaria que nunca para que decidamos movernos y solucionar cosas tan aparentemente aplastantes, pero tan fáciles de prevenir y curar, como es la desnutrición infantil. Tras haber logrado poner desde el cine distintos temas en la agenda pública, nos parecía que los Fesser eran el tándem perfecto para hacerlo”, así resume la apuesta la directora de Comunicación y Fundraising de Acción contra el Hambre, Carmen Gayo.  
 
Desde Filipinas, en pleno rodaje, Javier Fesser expone así el motivo que le ha llevado hasta allí: “Acción contra el Hambre y su encomiable trabajo sobre el terreno nos han permitido ponerle cara a un monstruo terrible que devora vidas, trunca esperanzas y aboca a millones de personas a permanecer en el círculo de la pobreza: el Hambre Invisible. Ese monstruo que no se ve a simple vista, que se hereda muchas veces de generación en generación o que nace de las guerras, de la especulación, de desastres naturales, del más absurdo de los egoísmos o de la ignorancia y la vulnerabilidad que provoca la lamentable falta de educación”. 
 
Y añade el cineasta: “Un hambre muchas veces crónica, instalada como un enemigo tenaz y silencioso, que no permite a las personas desarrollar sus capacidades, que ahuyenta sus oportunidades de desarrollo y que elimina casi siempre la esperanza de convertir sus vidas en una experiencia mejor. El hambre cuyas causas y consecuencias queremos explorar Guillermo, Luis (Manso, productor) y yo a través de una historia de ficción, llena de emoción, de esperanza y, a ser posible, de risas y sonrisas. Creemos que se puede. Guillermo y yo hemos dicho muchas veces la palabra ‘Acción’ y ahora la queremos decir más alto que nunca: ¡Acción…, pero contra el Hambre!”.
 
"Cuánto más nos entendamos, más facil será echarnos una  mano"
Preguntado por sus motivaciones para embarcarse en este proyecto, Guillermo contesta: “Para mí hay dos cosas fundamentales en la vida: una es aprender y otra disfrutar. Pero me pasa que, cuando llevo un rato bien largo aprendiendo cosas, me entra la angustia de que estoy tomándomelo todo demasiado en serio y, cuando estoy venga a pasarlo bien, me dan remordimientos porque no hago nada interesante. Ahora, cuando consigo aprender disfrutando... ¡Bingo! Esa combinación es lo más parecido a la felicidad que conozco y es la que he intentado (que no digo que lo haya conseguido) llevar a cabo en las historias radiofónicas de Gomaespuma improvisadas con mi amigo Juan Luis (Cano) y en las películas inventadas con mi hermano Javier".
 
Guillermo prosigue: "Ahora, en Filipinas, Acción contra el Hambre nos propone un nuevo reto maravilloso. Se trata de contar, de forma tierna y divertida, una historia profunda y desconocida: las de las verdaderas consecuencias que tiene el hecho de pasar hambre. Para romper estereotipos y descubrir el hambre invisible. Para que entendamos sus repercusiones sociales y seamos capaces de identificarla; en la seguridad de que, cuanto más nos entendamos unos a otros, más fácil nos resultará echarnos una mano”. 
 
Tras un primer viaje, en noviembre de 2018, para familiarizarse con el contexto y las comunidades de la zona, los Fesser han vuelto a Mindanao para cerrar el guion y rodar el cortometraje con el apoyo de los equipos locales de Acción contra el Hambre y las comunidades en las que la organización trabaja y que serán quienes conformen el elenco artístico de la obra.  

Filipinas: desnutrición, conflicto y cambio climático 
No es casual que como set de rodaje se haya elegido la isla de Mindanao, la más oriental y segunda en tamaño del archipiélago. En ella la desnutrición crónica en menores de 5 años afecta al 45% de los niños y niñas. Conflicto (hace solo 20 meses el sitio militar para combatir a grupos yihadistas vació la ciudad de Marawi) y cambio climático son los principales causantes. 
 
El hambre cierra la trilogía de cortometraje social de Fesser 
Hace ahora quince años, Javier Fesser iniciaba una trilogía de obra corta de ficción al rodar en Senegal Binta y la gran idea, sobre la educación de las niñas. Después vino Bienvenidos, sobre la brecha digital en los Andes y ahora se cierra la trilogía con una mirada sobre el hambre. La obra será estrenada en España el próximo otoño.
 



 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 5 y 9?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar