Lunes, 2 de Agosto de 2021
siguenos >
 
Deportes y Entretenimiento
La ex atleta alemana Susen Tiedtke destapa las fiestas sexuales que tienen lugar durante los Juegos Olímpicos: “Hay una fiesta tras otra”
         
Archivo

La ex atleta alemana Susen Tiedtke destapa las fiestas sexuales que tienen lugar durante los Juegos Olímpicos: “Hay una fiesta tras otra”

La ex saltadora contó que los deportistas olímpicos suelen divertirse si al día siguiente no tienen competencia: “A veces no puedes ni dormir"

Redacción   Deportes    Madrid (16.07.2021)

 

 
A falta de solo 7 días de que comiencen el 23 julio los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron pospuestos por la pandemia del coronavirus pero que por fin se realizarán bajo un estricto protocolo, los organizadores auguran poder realizar un evento espectacular, aunque no habrá presencia de público, y los deportistas lucharán por conseguir la mayor cantidad de medallas posibles y maravillar al mundo con su destreza. 
 
Pero no todo es exigencia deportiva para los deportistas olímpicos y equipos que les acompañan
 
Los atletas que pasarán sus días en una villa olímpica saben que además del esfuerzo para competición tendrán tiempo para la diversión. Es que estos centros comunitarios permiten que personas de diferentes delegaciones y disciplinas se conozcan y establezcan nuevas amistades y relaciones o incluso un romance, tal como confirmó Susen Tiedtke.
 
La atleta alemana de 52 años,  que brilló en salto de longitud, reveló que en las habitaciones suele haber fiestas entre los atletas que duran horas y con las que el resto debe convivir. “(La prohibición del sexo) es un gran hazmerreír para mí, no funciona en absoluto. El sexo siempre es un problema en la villa. Los atletas están en su mejor momento físico en los Juegos Olímpicos. Cuando la competencia termina, quieren liberar su energía. Hay una fiesta tras otra, luego entra en juego el alcohol. Sucede que la gente tiene sexo y hay suficientes personas que luchan por eso”, afirmo en una entrevista para el periódico alemán Bild.
 
 
La ex saltadora fue sincera y contó que esto no es ningún secreto en el mundillo olímpico, aunque poco se sabe públicamente porque la prensa tiene prohibida la entrada a esas instalaciones. 
 
En este sentido explicó que los deportistas suelen descansar antes de cada competencia pero si su participación terminó o si al día siguiente tienen  libre, aprovechan para divertirse a lo grande.
 
Tiedtke participó de los Juegos de Barcelona 1992 y Sídney 2000 y en ambas ocasiones vivió experiencias similares: “Nuestras competiciones estaban hacia el final de los Juegos. Antes no pasaba nada, eso era difícil. Los entrenadores decían: ‘Cuando tienes relaciones sexuales, el cuerpo primero tiene que recargarse con energía. Así que no deberías hacer eso’. Después de la competición, sin embargo, los compañeros de habitación eran muy considerados si necesitabas la habitación para ti”.
 
La deportista germana detalló que la locura se desata cuando varias actividades comienzan a llegar a su fin y muchos atletas empiezan a gozar de uno o dos días libres antes de volver a sus países. 
 
   Villa Olímpica
 
En su caso era un problema porque generalmente tenía que competir sobre el final del calendario, por lo que quedaba a contramano del resto: “Siempre escuchas las fiestas de los demás, a veces apenas podías dormir. El sexo siempre fue un tema muy importante, especialmente antes de los Juegos”.
 
Al ser consultada sobre si ella alguna vez tuvo sexo en una villa olímpica, fue sincera: “Mi entrenador era mi padre y era muy estricto. Si alguien quería salir conmigo, primero tenía que hacer 100 flexiones de brazo. Tuve que reunirme en secreto, de lo contrario nunca habría conocido a nadie. Todos en la villa conocían la historia”.
 
Ahora los atletas se preguntan como serán de estrictas las medidas de seguridad 'anti sexo' dentro de la villa olímpica en Tokio, después de que se conociera que cada equipo deberá respetar las burbujas y además que la compañía que fabricó los muebles de cada habitación creó unas camas anti-sexo. Es que las mismas fueron diseñadas para soportar hasta 200 kilos: “Hemos realizado pruebas, como lanzar peso en las camas. Mientras haya una persona recostada, deberían ser lo suficientemente sólidas para soportar la carga”, afirmó un portavoz de la empresa.
 
Takashi Kitajima, gerente general de la Villa Olímpica, aseguró: “Son más fuertes que las camas de madera”. También se tuvo en cuenta la posibilidad de una celebración salvaje después de, por ejemplo, una victoria por una medalla de oro. “Por supuesto, la madera y el cartón se romperían si saltaras sobre ellos”, agregó. 
 
El Athletes Village, que se construyó junto a la Bahía de Tokio cuenta con 18.000 camas para los Juegos Olímpicos y está compuesto por 21 torres de apartamentos destinados para los participantes.
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar