Martes, 29 de Septiembre de 2020
siguenos >
 
Entrevistas
         
Jesús Locampos

"Autoentrevista" Jesús Locampos entrevista a @jesuslocampos

"No entiendo como aún no me han llamado para ser tronista de MHYV"

Madrid 04.12.2012

 

Comenzamos hoy, inaugurando el nuevo diseño de Exclusiva Digital, una nueva sección a la que hemos denominado "La Autoentrevista". Nadie mejor que el propio personaje para que se entreviste a si mismo y se pregunte todo aquello que nunca antes le han preguntado, o bien aquellas preguntas sobre las que le gustaría comentar o dar su opinión.

 

Y quien mejor que un profesional con un gran bagaje personal  y profesional para dar el pistoletazo de salida

 

Hoy el periodista Jesús Locampos entrevista a @jesuslocampos

 

Primero, permítanme que les diga que estoy expectante al tener que entrevistar a este ser vivo al que conozco de cruzármelo en el espejo desde que tengo memoria.


Resulta raro, pero como soy un inconsciente y disfruto con los retos, no me he podido negar a una idea original, por fin una, en este mundo repleto de plagios y refritos en todos los formatos. Y para colmo me piden que descubra algo que no se sepa de este tipo.


Vamos al grano. Mucha gente te ha conocido por tu paso como colaborador del programa “Sálvame” pero haz un resumen de tu currículo profesional.
-Repasemos y no vale bostezar: Humorista, Reportero, Redactor, Director(Diez Minutos), Director de Nuevos Proyectos, Subdirector (Lecturas), Creador y Director de Sorpresa!...Hice radio en la Cadena Ser “Cita a las cinco”, guionista de tv “El canto de un duro”, he publicado dos libros “Adúlteras” y “El Candelabro y otras anécdotas del corazón”, realicé el monstruo de “La otra crónica” para El Mundo, colaborador semanal de la revista “Hoy Corazón” y consejero espiritual del periódico digital tentacionesdemujer.com.


-¿Y de donde vienes?
-De León, capital del Reino del mismo nombre. Nací de padre carbonero y madre cocinera. En mis primeros años de vida siempre creí que mi padre era negro porque volvía a casa y sólo tenía blancos los ojos y los dientes. Orgulloso de una infancia con más cariño que posibles.


-Por lo que sé de ti, estudiaste Magisterio, pero para poder hacer Periodismo en Madrid hiciste unas oposiciones a Telégrafos y sin hacer la mili fuiste sargento.
-Cierto, el día que decidieron que había muerto Franco yo libraba, acababa de salir del turno que me tocaba y me llamaron para incorporarme a la quinta planta del Palacio de Comunicaciones en Cibeles, en mi departamento, militarizado como sargento. Viví toda la Transición desde el mismo centro de todo lo que ocurría. Recuerdo cuando la matanza de los abogados de Atocha que pasaba una manifestación del grupo ultraderechista de Cristo Rey y el departamento de Telebén salimos a las ventanas para llamarles de todo. Ahí aprendí como suenan de verdad las balas. Nos dispararon varias veces desde la calle.


-Tus primeros pasos en el periodismo no fueron como periodista…
-No. Primero fui humorista gráfico, sin gráfico. Me explico. Publicaba chistes a oscuras. Eran diálogos que se suponía que ocurrían con la luz apagada. Eso fue en la revista “CHISS” que editaba Gráficas Espejo la misma editorial de DIEZ MINUTOS. Basilio Rogado, que era mi director, me dio la oportunidad de comenzar a hacer reportajes y Javier Osborne me fichó para Diez Minutos donde fui también humorista (“Las Porrovisiones”), reportero, redactor de mesa, redactor jefe, subdirector y en 1985 cuando Javier se fue a Hola, me convertí en el director más joven de la prensa del corazón. Tenía flequillo y era uno de los periodistas más irreverentes.


-Tu portada de la pillada de Alberto Cortina y Marta Chavarri…
-En aquel tiempo fue lo más fuerte que se había publicado hasta entonces en el mundo de la prensa del corazón. Ni mi empresa supo que la iba a dar. Recibí presiones por parte de compañeros y cerré a cal y canto el despacho y la conexión con los talleres para que no se filtrara nada.

 

        

 

-¿Y qué conclusión sacaste jugándote el tipo?
-Varias. Una que un periodista siempre es más generoso con su empresa que viceversa. Otra, que no puedo cambiar. Me interesa más el público, ya sean lectores, oyentes o espectadores que otros intereses. Y finalmente que tiene narices que se hayan escrito tantos libros sobre cómo se realizó aquella exclusiva y sus consecuencias y no hayan acertado ninguno de los autores con la realidad.


-Llegaron a decir…
-Una calificada como “prestigiosa periodista” llegó a decir que Mario Conde me había ingresado unos millones en mi cuenta corriente para sacar esa portada que puso a los Albertos fuera de sus matrimonios con las Koplowitz y fuera del poder sobre los negocios de sus respectivas. Algo que podría haber beneficiado a Mario Conde entonces. Pues aún sigue la “prestigiosa periodista” dando vueltas por alguna tertulia. Y mi cuenta corriente tan huérfana de fondos como siempre.


-Y llega una multinacional francesa a la prensa del corazón…
-Y me agradecen los servicios prestados tras seis años dirigiendo la revista y me voy con el finiquito a casa donde media hora después tengo una llamada de Julio Bou, entonces director de Lecturas, para ficharme como Director de Nuevos Proyectos del grupo Hymsa/Edipresse y superviso la salida al mercado en España y Portugal de nuevas revistas “Clara” entre otras.


-¿Quién te pide que inventes la revista ¡SORPRESA!?
-Edipresse, los suizos. Querían la revista más fuerte y canalla del corazón y la tuvieron.


-Aquella portada de Ana Obregón y Miki Molina dentro del coche…
-Y muchas otras. Fuimos la fuente de la que luego bebió la televisión.


-Tu dices que a ¡SORPRESA! la mató el éxito.
-El éxito estaba en una complicidad total entre el público que la compraba y el equipo que la hacíamos. Cuando cambió de editorial y prescindieron de una parte del equipo variando la línea de contenidos la revista duró nueve meses. Pero quien soy yo para juzgar. Las tiradas y ventas de SORPRESA! las desearían ahora casi todas las revistas que han quedado.


-¿Es cierto que te siguen pidiendo sacar otro producto similar a ¡SORPRESA! por el hueco que ha dejado en el mercado?
-Es cierto, pero también es cierto que no hay editores que tengan lo que se necesita para cubrir el espacio que nadie ha cubierto en el kiosco. El equipo está. El director está. Lo que no está… o no ha aparecido es el editor.


-Dicen que eres muy irónico…
-Y también dicen que soy calvo, no hay que fiarse de lo que dicen.


-¿Por qué no estás ya en “Sálvame”?
-Yo no lo decidí. Pero es cierto que llevaba tres años y echaba de menos lo mío, que es fundamentalmente escribir. Ahora estoy reflexionando otras ofertas-tampoco muchas, no seamos fantasmas-y si me resultan compatibles con la escritura ya decidiré.


-¿Cuál es tu resumen del paso por Sálvame?
-He realizado un máster intensivo de televisión en el formato de programa más difícil que existe. Me lo he pasado muy bien durante estos tres años y admiro la generosidad personal e íntima de todos los que han sido mis compañeros que dan cada día todo a favor de la audiencia.


-¿Qué te queda por hacer?
-Todo. Por ejemplo, no entiendo como aún no me han llamado para “tronista” de Mujeres Hombres y Viceversa.

 

-¿Qué opinas tú del momento actual de la prensa del corazón en televisión?
-Que no hay. No hay competencia ni entre canales, ni entre programas y ese es el fin de una época en la que quizá se pecó de excesos, pero que ahora ha dado el bandazo contrario. Estamos en el mejor momento para resurgir con información del corazón porque es el segmento informativo que siempre ha triunfado como via de escape ante tanta tristeza en el ambiente.


-Pero ahora están los realitys
-Y están bien, pero los realitys tienen fundamentalmente un público joven. Hay una masa media desatendida en el seguimiento del eterno guión que mueve el interés social, el amor y el desamor. Y es importante incluso para los beneficios económicos del soporte que lo ofrezca. Hay un público objetivo olvidado que en mayor o menor medida tiene una capacidad de consumo tanto del producto informativo como de los productos que se publiciten.

                 

                                          Jesús Locampos caracterizado del "Jocker" de Batman

 

-¿Y tu opinión sobre la prensa del corazón de papel?
-Sólo continuarán vivos algunos medios. Hay que apostar por el trabajo de los reporteros de calle, hay que invertir en exclusivas y por secciones que enganchen y consigan complicidad con los lectores. No se puede coincidir semana tras semana con la misma portada. No se puede aburrir a los lectores. No se puede ser cómodo en una redacción de prensa del corazón. Luego no vale quejarse de cómo descienden las ventas.


-¿Qué quieres ser de mayor?
-Woody Allen. Total…hipocondríaco ya soy.


-Muchas gracias.
-¿Y esto cuando sale?.

 

Pués ya esta saliendo de la imprenta de Exclusiva Digital. Calentita y recien hecha
Muchas gracias amigo
 

 




Jesús Locampos
 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar