Lunes, 28 de Septiembre de 2020
siguenos >
 
Entrevistas
GRAN EXCLUSIVA! Capítulo 3º de las memorias de Humberto Janeiro:
         
Humberto Janiero (Captura vídeo TVE)

GRAN EXCLUSIVA! Capítulo 3º de las memorias de Humberto Janeiro: "Nada mas ocurrir el accidente de Jesús, pude verle aún cubierto de sangre y barro.."


Pepa Jiménez para  Exclusiva Digital       Madrid (08.08.2020)

 

 ¡CAPÍTULO TERCERO!
 
 
En capítulos anteriores  nos has dado a conocer tu infancia, juventud, boda con Mari Carmen así como los diseños de carreras profesionales que realizaste para cada uno de tus  cuatro hijos.  Habiendo finalizado, la semana pasada, en la relación de Jesulín con Belén Esteban  y  nacimiento de tu primera nieta, Andreita, fruto de ese amor.

Por seguir un cierto orden cronológico, deberíamos continuar  hablando de la primera retirada de Jesús de los toros.

Parecen coincidir en el tiempo  la paternidad de Jesús y su retirada temporal  voluntaria de los toros,

¿Fue algo pensado así o simplemente pura coincidencia? 
 
La retirada de Jesús era algo ya  anunciando con antelación. Quería descansar al menos una temporada,  y  al final, por una fatalidad, estuvo dos años retirado, el de descanso voluntario  más el año del accidente. No se retiró porque iba a tener un niño sino porque quería descansar, relajarse, verse en el  mundo pero realizado ya como padre,  viendo como reaccionaría  la gente habiendo tenido una hija. Creo que lo hizo bien.

Ya que mencionas el accidente, ¿Cómo se vive en la familia  el gravísimo accidente de Jesús con el Todo- Terreno?
 
Fue un accidente muy grave. Verdaderamente resultó   milagroso  que no perdiera la vida  y mas aún que haya podido volver a torear, eso si que  es un “súper milagro”.
 
Volvía  con Matías de una cacería y, aproximadamente, sobre las  doce de la noche, sobrevino el accidente. Estábamos acostados  cuando la mujer de Matías, el chofer,  vino a avisarnos: Mire Humberto vengo porque Jesús y Matías han tenido un accidente pero no ha pasado nada, no ha pasado nada.  Que no  había pasado nada quería decir que no se habían matado. Mari Carmen, Currito y yo nos pusimos inmediatamente en camino para informarnos  sobre lo que había ocurrido.  A Jesús ya le tenían en el hospital de Villamartín, nosotros no sabíamos  ni como se encontraba físicamente  ni como había  sucedido el accidente. Cuando  llegamos y pude ver  a mi hijo, aún cubierto todo  de sangre y barro, sin poderse mover, fue algo impresionante, aún no se me ha borrado esa imagen;  por fortuna, y a pesar de su aparatoso aspecto, podía hablar y tenía los ojos abiertos;  al verme me dijo: Papá estoy muy mal, estoy muy mal. 
 
Hablé con los médicos  tratando de no perder allí  ni un minuto. Les pedí consejo sobre el lugar mas adecuado  donde debía llevarle e inmediatamente solicité un helicóptero para su traslado. Me daba igual Madrid, Sevilla, Barcelona  o Nueva York, quería que estuviera en el mejor sitio que hubiera  para su tratamiento. Me dieron un primer diagnostico de sus lesiones recomendándome llevarle a Sevilla. Mientras esto ocurría los médicos de Villamartín le sondaban los pulmones, ya que los tenía encharcados, y  evitaban con esta práctica que llegara a  asfixiarse. Lo entubaron para sacarle  líquido y en  una UVI helicóptero  por fin lo trasladamos a Sevilla.
 
Una vez en Sevilla, y después de hacerle toda clase de pruebas y  estudios necesarios nos dieron el diagnostico definitivo, que fue la lesión en la columna, además del problema de sus pulmones, provocado por soportar encima de su cuerpo  el peso y la presión de un coche de casi tres mil kilos.
 
 
   Pepa Jiménez y Humberto Janeiro en Sevilla
 
 
¿Cómo transcurrió  el tiempo que estuvo en el hospital? ¿Llegaste a pensar en algún momento que podía morir?
 
Nunca  pensé que se moría. El principal  peligro  que tenía era el encharcamiento de los pulmones, porque la lesión de la columna se arregla o no, pero de ese problema no se   iba a morir. Como actuamos rápido con el helicóptero, drenándole el líquido, sus lesiones quedaron controladas.

Mientras  mantenías  la cabeza fría pensando en organizar todo para resolver la urgencia de Jesús,  ¿Cómo estaba Carmen viendo a su hijo en ese estado? 
 
Pues imagínate, hecha polvo, no se retiraba de su vera, pasándolo muy mal, pero yo estaba convencido que Jesús no se moría. Ella lo pasó muy mal hasta que llegamos a Sevilla, donde ya se fue tranquilizando.
 
¿Qué decía Jesús? ¿Estuvo consciente en todo momento?
 
Siempre estuvo consciente; a los que le sacaron,  enfangado en  barro, bajo el coche   decía: ¡Sacadme de aquí, que me asfixio, que me ahogo! Cuando  ya estuvo en el hospital de Sevilla  me dijo que lo había pasado muy mal  que creía que no salía de esa. 
Pienso que  el estar muy delgado y no tener grasa ayudó mucho a su rápida y satisfactoria recuperación.
 
Al final nunca llegamos a saber como ocurrió el accidente. 
 
¿Fue en el hospital cuando conocéis a Maria José Campanario? 
 
Yo a María José la conocí antes, la había visto  en alguna ocasión en un par de corridas, y luego, en las posteriores cenas que montamos,  solía estar  sentada al lado de Jesús.
 
Cuando Jesús estaba en el hospital ella le visitaba como  una amiga más, pero manteniendo  mucha educación, sabiendo estar. Como ha sido ayudante de forense sabía moverse muy bien es el hospital, incluso ayudaba a las enfermeras en cualquier cosa que hiciera falta a Jesús, a cambiarlo por aquí, por allí….
 
Estuvo mucho tiempo a su lado, proporcionándole una gran ayuda  dándole mucho ánimo durante el tiempo que permaneció ingresado. Jesús, aunque casi nunca estaba solo porque nos tenía a todos, a veces le daba por pensar en que no podría volver a torear o, peor aún, incluso a caminar: era   en esos momentos cuando María José le daba la confianza y aliento que necesitaba, lo que se traducía en un mejor estado anímico haciéndole superar esos malos momentos. De hecho estoy convencido  que parte de su buena recuperación se debió a la compañía  y ánimo que le  dispensó  María José. Verdaderamente era  la persona con la que tenía más confianza.
 
Viviendo Maria José en Castellón ¿Dónde estuvo viviendo durante ese tiempo?
 
No lo se exactamente, creo que ella tiene familia en Sevilla  y se quedaba con esos parientes.
 
¿Cuándo os dice que se casa con María José Campanario, y por qué tuvieron un noviazgo tan corto?
 
Pues pienso que  fue un noviazgo corto porque  la relación evolucionó en el hospital.  La habitación, donde iba mejorando de sus lesiones día a día,  fue testigo de cómo maduraban sus sentimientos.    Jesús vio lo que sentía por él, su preocupación.
 
Cuando me dijo  que se iba a casar le contesté que me parecía muy bien, pero que recordara que tenía una hija, fruto de su relación con Belén, y que si se casaba ahora iba a tener hijos con otra mujer, que no lo olvidara. Y, sobre todo,  que tuviera en cuenta que el matrimonio es algo muy serio y , en principio,   para toda la vida; eso no quiere decir que  con el paso del tiempo  no pueda fracasar, pero que si por avatares de la vida eso sucede que el motivo de la ruptura sea   algo que no tenga o encuentren solución. Me respondió  que todos mis consejos ya los tenía  asumidos, y que por supuesto estaba seguro de su decisión.
 
¿Cómo encaja Maria José con el resto de miembros de  la familia?
 
Maria José no ha tenido nunca ningún problema con la familia. Ha sabido  siempre hacer  las cosas muy bien, y desde el primer momento dijo que quería vivir independiente de Ambiciones, que quería llevar su casa aparte, algo que me pareció muy bien. 
 
Sabe que hay una finca, que se llama “Ambiciones”, donde se ha hecho Jesús, y que la tiene ahí para lo que quiera y cuando le apetezca  y  aunque pienso  que no es una persona a la que le guste el campo, ya que veo que prefiere y le gusta mas vivir en el pueblo, ella va por allí con su hija cuando tiene ganas y se lo pasan estupendamente.
 
Me consta que a   Maria José Campanario le molesta mucho que la gente le  compare continuamente  con Belén, ¿Qué opinión tiene al respecto?
 
La gente opina gratuitamente y la mayoría de las veces sin conocimiento ni fundamento. Lo de las opiniones es como los colores, cada persona tiene una opinión y le gusta un color. A unos les cae bien Belén, a otros Maria José y a otros las dos. Pero no hay que compararlas, son diferentes. Cada una con sus virtudes y sus defectos.
 
También se comenta la transformación que ha sufrido Jesús en su carácter, haciendo, algunos,  responsable de ese cambio a María José, ¿Por qué este cambio de Jesús, si es que ha cambiado?
 
Jesús no ha cambiado, simplemente ha madurado por propia naturaleza. Se siente padre de dos hijos  y ya no es un niño para estar de acá para allá.  La gente, por desconocimiento, puede  pensar que la evolución en el carácter de Jesús  se debía a su esposa, pero le hubiera ocurrido igual con cualquier mujer que  hubiese estado  casado. Maria José no le ha condicionado a nada. Jesús ha pasado de niño a hombre. Cuando somos niños jugamos y nos reímos mucho, cuando maduramos ya no jugamos y seguramente nos reímos algo menos. 
 
Humberto, te oigo hablar de Jesús, diciendo que siendo ya padre de dos hijos no puede estar con una o con otra, y tú siendo  padre de 4 hijos, ¡Eres infiel por naturaleza!. Te gustan y te pierden las mujeres, hemos visto que te has separado de Carmen Bazán, al haberse  enterado de tu infidelidad  ya cansada de tus correrías. ¿Cuándo empiezas a serle infiel a Carmen  y por qué?
 
Pepa, yo no he inventado lo de la infidelidad, eso esta inventado hace muchos años. Si no recuerdo mal  yo creo que desde que éramos novios ya la engañaba, no te voy a mentir, esto es así, además el hombre que no haya hecho eso que levante la mano.

Erais novios y ya eras infiel a la que iba a ser tu mujer.¿Cómo podías ser infiel a la persona que se quedó embarazada para casaros y ser la mujer de tu vida?
 
Te lo explico. A mi mujer la he querido siempre como mi mujer, la he querido y la voy a querer hasta que me muera, pero aun a pesar de estar muy, muy enamorado de ella, hubo un momento en mi vida,  ya siendo novios  en que si se  te “aparece un bache en la carretera…, lo coges”, después te arrepientes y dices en tu interior “mecachis”  he sido infiel a la persona que quiero. Yo creo que desde que se hace el servicio militar ya  empiezan  los líos con las mujeres.

¿Tuviste muchas novias antes que Mari Carmen?
 
Antes creo que no, solo amigas, pero sí tenía otra novia a la vez que salía con Mari Carmen.
 
Pero ¿Quien es el  culpable?
 
Los hombres siempre hemos tenido mas libertad que las mujeres. Probablemente tenemos menos respeto hacia ellas que vosotras hacia los hombres. El hombre se esta relacionando continuamente, en el trabajo, en  reuniones, en viajes… y siempre hay alguna que te mira por aquí, por allí, que no es tu mujer y que no tiene nada que ver con ella, pero que  es  precisamente lo que te induce a  que te atraigan y quieras probar esa “mieles diferentes”.
 
¿Cuándo se entera Carmen que le eres infiel?
 
Carmen coordinaba o relacionaba algunas cosas, de vez en cuando   una factura de habitación de un  hotel con  dos desayunos, que podía ser verdad  o no, alguna llamada indiscreta,  pero en cosas  lo que se dice gordas nunca me ha cogido.  Siempre ha tenido  la mala costumbre de registrar en mis bolsillos, algo que  yo sabía y permitía. Te pudo decir que me ha estado registrando hasta hace dos meses o  incluso menos y yo sabiéndolo, no  se con que intención pero me daba igual, no me puede encontrar nada malo.
 
Realmente lo que mas le molestaba y preocupaba eran  los comentarios de gente de por allí, que le contaban cosas muchas veces inventadas.
 
¿Cuantas crisis importantes habéis tenido en vuestro matrimonio?
 
 Una vez, en casa, estaba hablando por teléfono con una chica, bueno realmente estaba quedando con ella para ir a un hotel, cuando Mari Carmen,  que en ese momento  venía hacia el salón, se quedó escuchando agazapada y oyó la conversación  completa; cuando terminé me dice: ¡Ahora me vas a contar  tú a que hora vas a ir,  que voy a ir a verla  yo también! Claro me quedé sorprendido, pero menos mal que tuve suerte y me lo dijo en ese momento, si llega a ir al sitio donde había quedado con la chica me coge in fraganti; pero en esa ocasión pecó de ingenuidad  y torpeza diciendomelo. Mari Carmen, a partir de ese momento, por mucho que le dijera que era broma sabía que yo le engañaba, pero eso, como ya te he dicho antes, creo que es algo normal en los hombres. 
 
Teníamos crisis de no hablarnos durante  3 o 4 días, pero luego  le pasaba el brazo por el hombro y me perdonaba. Mari Carmen era muy buena, ¡El malo era yo!, lo reconozco, soy el culpable de todo y ella no se merece esto.

Continuará...
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar