Lunes, 28 de Septiembre de 2020
siguenos >
 
Entrevistas
Humberto Janerio:
         
Archivo

Humberto Janerio: "Mi hija influyó mucho en mi separación y tuvimos nuestras palabras" (Capitulo 5º de sus Memorias autorizadas)


Pepa Jiménez   Madrid (18.08.2020)

 

¡¡EXCLUSIVA!!

 

Capítulo 5º Memorias Humebero Janeiro

 
Cuando la prensa se entera de tus relaciones sentimentales extra-matrimoniales, empieza a correr el rumor de que os vais a separar  y poco tiempo después salen publicadas las primeras fotografías con Angelita. ¿Cuál es la reacción  en “Ambiciones”, como  fue el impacto en la familia?
 
Bueno la prensa…realmente fuiste tú, Pepa, que lógicamente eres prensa,  la que en el  programa  de Canal Sur Televisión ¡Bravo por la Tarde! dices: ¿Qué padres de un famoso torero se van a separar? Ya con anterioridad recuerdo también  que fuiste un día a los pueblos cercanos a intentar localizar a Camila Naranjo para   entrevistarla y ver si tenía algún tipo de relación conmigo e hiciste una especie de encuesta sobre si sabían si yo tenía amigas por la zona.  A partir de ese momento es como si se precipitaran los acontecimientos. 
 
Pero yo no di nombres, solo planteé una adivinanza…
 
No diste nombres pero había muchas pistas en el aire como para no identificar que fuéramos nosotros.
 
En cuanto a las imágenes con Angelita se trata de  unas fotografías antiguas obtenidas de un vídeo doméstico  de  una comunión  a la que fuimos juntos  hacía casi cuatro años y  a la que me había invitado un, vamos a decir, amigo. Me dijo que iba a sacar un vídeo para recuerdo de la  primera comunión de su hijo y que si no me importaba que me grabar algunas imágenes como recuerdo. Yo  acepté  por que nunca  se me pasó por la imaginación que ese hombre, al que consideraba mi amigo, me iba a traicionar, ¡Como iba a suponer yo que con el tiempo podría   comercializar ese vídeo! A partir  del  momento  en que empiezan  a moverlo por televisión,  una cosa tan tonta como un simple beso, que además fue dado a propósito al ver Angelita que nos estaban grabando, dio prácticamente la  vuelta al mundo, no se hablaba de otra cosa más que del beso de Humberto Janeiro  con otra señora. Parecía que nos habíamos dado trescientos mil besos.  Era como si hubiese  cometido un crimen. 
 
Todo ello, unido a la influencia  y presión de otras personas sobre Carmen, contribuyó a que se desencadenara una tormenta...., No creo que las imágenes fueran como para alarmarse, pero la televisión  lo altera todo mucho y el estar en boca de todo el mundo más.
 
Mi hija también influyó bastante. Me dijo que si no me daba vergüenza. Tuvimos nuestras palabras. Me decían: ¡esto tiene que acabar!, bueno, pues si tiene que acabar que acabe, yo presento mi separación y ya está.

¿Os reunisteis la familia para tratar el tema?
 
La decisión la tomamos Carmen y yo, ella se lo dijo a Humberto, Carmen y Víctor, yo se lo comuniqué a mi Jesús y lo comprendió perfectamente. Ha sido el único que lo ha entendido bien desde el primer momento.
 
 

   Pepa Jiménez (autora de las memorias) con Humberto Janeiro
 
 
En referencia a  algunas declaraciones que han hecho sobre ti  tú mujer  y tus hijos Carmen y Víctor, mediante  reportajes en revistas, y en   las que precisamente no te ponen muy bien, diciendo cosas  como:

-“Me va a pagar todas juntas por lo que me ha estado haciendo en estos últimos ocho años”
-“Que me dé en la cara con esas señoras no se lo perdono ni ahora ni en la muerte”.
-“Mi hija Carmen no mira a su padre a la cara, no quiere saber nada de el”.
-“No siente vergüenza de lo que hace”
-“El sentimiento de afecto que en estos momentos siento hacia el es prácticamente cero”.
- “A mi padre le llamé un día y le dije que se olvidara de mí y de mí madre”.
-“El que se ha columpiado ha sido mi padre”.

¿Como te sienta que hablen de ti públicamente en esos términos?
 
Me produce mucha tristeza que digan  cosas tan fuertes como las  que han dicho.  Estoy seguro  que en algunos casos no las dicen de corazón, ni reflexionando sobre el daño que pueden hacer,  particularmente en el caso de mí hija Carmen sé que hay personas vinculadas a ella  que la están machacando  e influenciando contra mí. Mi hija  es muy buena persona y tiene un gran corazón. Si ha dicho  esas cosas seguro que ha sido en un momento de calentura muy fuerte e insisto sobre todo  por las presiones que sufre a su alrededor que la ponen a mil por hora. Yo creo que después se arrepiente de la mayoría de todo lo que  dice. 
 
No voy a creer nunca que mis hijos, para ganar dinero, tengan que hablar mal de mí. Ellos siempre  han sabido  ganarlo sin tener que hablar mal ni de mí ni de nadie. Tienen  suficiente valía  para ello. 
 
En algunas ocasiones he podido  haber sentido vergüenza delante de mis hijos cuando han salido repetidas, mil y una  vez por televisión,  imágenes mías con alguna mujer, por ejemplo aquellas famosas en las que estaba con Angelita en una playa, pero nunca me habrán visto  haciendo ninguna indecencia. Si  lo que se ve en televisión se llama traición  pues que me lo expliquen porque no lo entiendo muy bien… yo nunca he visto nada malo en las imágenes mías  con otras mujeres. Otra cosa es lo que yo haya podido hacer en privado, pero eso no lo han visto por lo que no tienen que decir nada.
 
Vuestra separación fue muy comentada. ¿Como llegáis a la situación de tener que separaros por lo contencioso?
 
Creo que por falta de diálogo. Principalmente por parte de Carmen que estaba  muy influenciada por personas cercanas a ella y no le permitían dialogar. 
 
Lo mismo que hemos llegado a un acuerdo y pactado al final, pienso que se podía haber hecho desde el  primer momento. Probablemente   llegó a pensar, seguro que  asesorada por su abogado o personas de su entrono,  que eso  de la separación, con un juez por medio, era muy  fácil y que podía tener todo  a su favor, pero ahí se equivocó y peco de exceso de confianza en su situación,  la Justicia esta precisamente para hacer justicia y  siempre  hay que esperar hasta el final.
 
¿Cuáles eran las pretensiones iniciales de Mari Carmen y con que ingresos cuentas para hacer tu vida?
 
Principalmente dos, una que abandonara “Ambiciones”, en lo cual ponía mucho interés  y la otra  que le pasara una pensión de tres mil euros al mes. Yo  solo tengo una pensión, por mi minusvalía, de 240 euros más  los ingresos del arrendamiento del usufructo de la finca que nos paga Jesús   y que son 1.350 euros a cada uno. Y  ya no tengo nada más, solo mis manos  y mi cabeza  para trabajar, hacer lo que pueda y ganar dinero. 
 
No podía responder al pago de  una cuantía mensual fija que  excede con creces de mis ingresos. Pero aún suponiendo que lo del importe lo hubiese podido arreglar de una u otra manera ¿Por qué me tenía que marchar de “Ambiciones” si no convivo con ninguna mujer?  Nunca he maltratado a nadie, no soy agresivo, ni peligroso, ni borracho, soy un hombre pacífico y con la suficiente cultura y educación para saber lo que hago. La casa reúne las suficientes condiciones y medidas para vivir dos personas sin verse. Yo no tengo ningún problema en ver a Carmen. Desde el juicio no la he visto, ni ella me ha visto a mí, bueno miento la he visto en una revista mostrando lo guapa que ha quedado tras su operación de estética. Me gusta que se cuide y que se cuide mucho, todo lo que se gaste en ella es poco.
 
El juez ha dictaminado que tienes que pasar mil euros mensuales a tu mujer, más los correspondientes atrasos. Al no disponer de  unos ingresos fijos ¿Te va a ayudar tu hijo Jesulín a pagarlo?
 
Como con mi pensión no me llega,  tengo que trabajar y buscarme la forma de poderlo pagar. Ahora estoy más obligado que nunca a ello. En mi ánimo nunca ha estado el pedir ayuda a mis hijos. En cualquier caso estoy seguro que, si no pudiera pagarlo, Jesús me ayudaría.
 
Se publicó en una revista que  Carmen Bazán había pasado por una fuerte depresión, incluso con tratamiento por parte de  un especialista. ¿Te consta?
 
Eso  no lo sé porque no lo he visto, ni me lo han contado directamente,  pero yo te pregunto  ¿Se ha puesto alguien a pensar si también  he podido pasar yo una depresión?,  sobre todo cuando se me puede haber tratado mal. ¿Por qué  no he podido haber recibido malos tratos psicológicos?
 
Quizá Humberto porque parece que siempre estas de buen humor y nunca se te ve alterado, pero ¿Has llegado a llorar en todo este proceso?
 
Me duele mucho que mis hijos hablen mal de mí, sobre todo sabiendo como soy. Eso sí me ha hecho derramar lágrimas en algún momento. Por otros motivos no, mi conciencia está muy tranquila. A Carmen la entiendo ¿Qué nos hemos separado porque he sido infiel? Bueno, pues aquí paz y después gloria, pero yo no me he ido a vivir con ninguna mujer con la que le haya sido infiel. Todavía  no he cambiado a mi mujer por otra.
 
Tu hija ha dicho que el peor momento que ha pasado en su vida ha sido cuando fue al juicio a declarar y le mostraron  unas imágenes tuyas. ¿Qué pasó ese día que pudiera hacerle tanto daño?
 
Pusieron unas imágenes de Camila Naranjo diciendo que tenía negocios conmigo, pero no sé que importancia puede tener eso. Te repito que mi hija está muy presionada y eso induce al nerviosismo.
 
¿Por qué querían que te fueras de Ambiciones?
 
No lo se, quizá por la humillación que podían hacerme pasar, pero no se daban cuenta, y ese fue su mayor error, que por muy buen abogado que tuvieran -que por cierto no llegó a demostrarlo en ningún momento y lo digo aquí claramente-, a mí no me podían desterrar de Ambiciones. Me podían echar con las medidas  provisionales pero al recurrirlas   ya no me movían de Ambiciones de ninguna manera, ni abogado bueno ni abogado malo, la ley me protege a mí.
 
Supongo que el no pronunciarse públicamente  Jesulín, como dueño de Ambiciones, ha sido un factor importante en el fallo del juez ¿Es así?
 
Efectivamente. Jesús  no quería dar juego a nadie y  presentó un escrito en el que,  ante notario y de su puño y letra, decía que  su padre no se iba de allí, pero que ni su madre ni yo podíamos meter en Ambiciones un hombre o una mujer. 
 
Si  tuviera que rehacer mi vida sería el primero en marcharme de Ambiciones. Cualquier día, incluso sin rehacerla, puede que me marche.
 
Esa es la sensación que yo  tengo. Has dicho: ¡A mi no me echan de Ambiciones! Pero eso no quiere decir que  te  vayas a quedar  para siempre  ¿No es así?
 
Claro. Primero quería ganar la batalla de que no me echaran. Pero, una vez arreglado, posiblemente la persona  que está mas incomoda en la finca sea yo y  no ellos. Probablemente,  cuando pase un tiempo, lo mas seguro es que me marche. Yo podré tener  libre acceso  allí siempre, pero me iré a vivir  a otra casa. No se si me iré a Marbella o al Puerto de Santa Maria. Cualquier día  dejaré “Ambiciones”. Será cuando tenga las cosas más orientadas,  salvada mi situación, goce de mi  total libertad. No tendrá por qué ser el  día que me vaya a vivir con una  mujer.
 
¿Qué relación tienes  actualmente con tus hijos?
 
Con algunos la justa. Con Jesús y Víctor  hablo más por aquello de los toros, les acompaño a todas sus corridas siempre que puedo y no tenga obligaciones que me lo impidan. A Carmen la veo muy poco, no coincidimos casi nunca, y los buenos días no se niegan a nadie,  con Humberto me pasa   algo parecido. Algún día es posible que se den cuenta que ellos también pueden haber cometido algún error.

Piensas en que, cuando por ley de vida tú faltes, puedan hacer   examen de conciencia y pensar: “Mi padre fue infiel y se equivocó pero quizá fui excesivamente duro con él”.  ¿Crees que se arrepentirán de lo que han dicho  o  hecho sobre tu persona?
 
No se si se arrepentirán, es un problema únicamente  de ellos, tendrán que arreglarse con su  conciencia, yo les perdono todo, soy su padre y ellos mis hijos.
 
Continuará
 
 
 
Copyright: Pepa Jiménez
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar