Jueves, 25 de Febrero de 2021
siguenos >
 
Entrevistas
Isabel Diaz Ayuso se da un baño de glamour protagonizando la portada de Vanity Fair
         
Foto: Cesión Vanity Fair

Isabel Diaz Ayuso se da un baño de glamour protagonizando la portada de Vanity Fair

"Es verdad que he tenido muchísimas campañas de descrédito, y en muchas ocasiones no me han aceptado como político"

José Luis Márquez    y  CondeNast     NP        Madrid (21.01.2021)

 

Isabel Díaz Ayuso protagoniza la portada de VANITY FAIR del mes de febrero 2021. La relación entre la actual Presidenta de la Comunidad de Madrid y la revista se remonta a los Desayunos Informativos de Vanity Fair de 2019, en los que hizo una de sus sonadas primeras declaraciones sobre los atascos en la Gran Vía de Madrid a las 3 de la mañana como seña de identidad de la ciudad. La posterior exclusiva de mayo de 2020 en la que Vanity Fair desvelaba que residía temporalmente en un ático de lujo propiedad de Kike Sarasola, volvió a encender la mecha mediática. Desde entonces, la entrevista del número febrero de 2021 ha sido una de las más buscadas por la publicación. Nueve meses después, la Presidenta de la Comunidad de Madrid protagoniza la portada, en una entrevista en la que defiende a capa y espada que está en el lugar en el que quiere, que no se plantea el salto a la contienda nacional, y que no pretende ocupar su actual despacho más de ocho años. 
 
 
Sobre su relación con la prensa
“Es verdad que he tenido muchísimas campañas de descrédito, y en muchas ocasiones no me han aceptado como político. Han minusvalorado mi currículum. Siempre me intentan emparentar con alguien: que si soy hija política de Esperanza Aguirre, cuando no de Aznar, cuando no de Miguel Ángel Rodríguez. En realidad soy una mujer independiente y tengo mi criterio. Llevo las riendas de mi vida. Siempre”.

Sobre su gestión en la pandemia y el Hospital Zendal
“Creo que hemos vivido el momento más duro de la democracia y que hemos hecho lo que hemos podido. Siempre piensas que se podría haber hecho más... pero cuando repaso la lista de cosas, creo que se ha realizado una gestión mucho mejor de lo que los ciudadanos pueden ver porque las campañas en contra han sido insólitas. Insisto: abrir un hospital público nunca puede ser una mala noticia y sin embargo llevamos dos meses defendiéndolo”.
 
 
 
Sobre Pablo Casado
- “Fue una de las primeras personas que conocí y desde entonces ha sido como un hermano, uno de mis mejores amigos y alguien a quien quiero muchísimo. Vivíamos la política con la misma intensidad. Éramos capaces de no dormir una noche con tal de presentar una campaña, de viajar por todas partes, involucrarnos en todas las peleas". Hoy siguen siendo íntimos, asegura, y desayunan juntos una vez por semana. 
 
Sobre el vicepresidente Ignacio Aguado
- ¿Ha sentido deslealtad por parte de su vicepresidente?
- [Duda]. “Hay veces que me hubiera gustado que me ayudaran más. Pero entiendo que no soy la protagonista de esta película. Es Madrid y lo que ha vivido esta ciudad. Lo importante es sacar esto adelante”.
 

Sobre la polvareda mediática que desató su confinamiento en un apartahotel de Kike Sarasola.
- ¿Se podría haber gestionado mejor la comunicación de aquel episodio?
- “¿Con todo en contra? Imposible. ¿Con esa campaña de descrédito? ¿Alguien me pidió la factura? ¿Alguien...?”
- Nosotros [Interrumpe Vanity Fair]
- “…¿Alguien se molestó en ver que lo que yo estaba pagando era lo mismo que estaban pagando los demás? Un hotel que estaba cerrado, que no tenía servicios en un momento en el que no había actividades en Madrid. No entiendo cuál es el escándalo. Estar en un hotel para no contagiar a mi familia, no molestar a mis vecinos, no molestar en mi equipo y poder trabajar en libertad sin tener que poner peligro a otros. ¿Cuál es el pecado?”.
 
Vanity Fair recuerda en el reportaje que, en las cuentas que finalmente hizo públicas Kike Sarasola, apuntaban a un descuento del 60% sobre la tarifa. 

 Sobre su fulgurante ascenso en política.
- “Llevo 16 años en política. Existe una nueva hornada de políticos. Pero creo que ha habido ascensos muchísimo más llamativos que el mío, como el del presidente del gobierno, el vicepresidente o la ministra de Igualdad”.
- La han catalogado como contrapoder del gobierno de Sánchez, casi desbancando a Pablo Casado como líder de la oposición. ¿Es intencionado?
- “Ocurren dos cosas. Por un lado soy una mujer crítica. Sí creo que algo no está bien, lo digo aunque me erosione. También pienso que muchas decisiones que ha tomado el gobierno de Pedro Sánchez han perjudicado directamente a Madrid”.
 

Sobre su vida personal y Jairo Alonso.
- “Nos conocíamos de adolescentes, de salir y verlo por ahí” - explica a Vanity Fair con evasivas, y se adelanta a posibles preguntas sobre su vida sentimental. “No voy hablar del mundo sentimental. Nunca lo he hecho. Me he definido siempre como una mujer muy independiente que ha salido adelante por sí misma. No tengo hijos. Me gustaría, pero por ahora no he podido”.
 
 
 



Cesión de Texto e imágenes: Alberto Pereira / ediciones Conde Nast
 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar