Domingo, 19 de Septiembre de 2021
siguenos >
 
¿Sabías que...?
Cargar coche eléctrico
         
Coche eléctrico cargando

Cargar coche eléctrico


 Redacción    Madrid (31.08.2021)

 

Los coches eléctricos son cada vez más comunes entre la flota de vehículos que podemos encontrar en las carreteras. A la hora de plantearnos comprarnos uno la principal pregunta que se nos plantea suele ser ¿cómo cargarlo?. Existe la opción de conectar la batería a un punto de carga en las vías públicas, pero en ocasiones estos puntos son escasos y no se encuentran disponibles cerca. En caso de querer cargar el vehículo en nuestro propio garaje existen diferentes opciones.


La opción más habitual es la instalación de un punto de recarga en nuestro garaje. Existen diversas empresas que se dedican a la instalación de puntos de recarga en el garaje privado. Su precio oscila entre los 800 y los 1200 euros dependiendo de si el garaje se encuentra en una casa unifamiliar o una comunidad de vecinos. Las ventajas de estos puntos de carga son: tiempos de carga más reducidos, mayor seguridad para las baterías, mayor control sobre la energía que se consume.


Cargador portátil


La otra opción que existe es enchufarlo a un enchufe convencional también llamado Schuko. Para esto existen cargadores portátiles que permiten conectar el coche a un enchufe normal o uno industrial. Esto nos permite cargar el coche en cualquier lugar sin tener que depender de un punto de carga específico para coches eléctricos. Esta es una muy buena opción a la hora de viajar o de hacer un uso más esporádico del cargador. Sin embargo, puede mostrar inconvenientes a la hora de querer usarlo a diario ya que, al no tener tanta potencia, este tipo de carga puede tardar mucho. Pero en los momentos en los que no podemos o no sabemos si podremos disponer de un punto de carga más rápido, un cargador portátil no asegura que podamos disfrutar del viaje sin mayor preocupación. También son ideales para vehículo híbridos enchufables que no requieren de tanta carga.


¿Cómo funciona?


Su uso es extremadamente sencillo. Simplemente se enchufa a la corriente doméstica o, si es posible, a una toma de corriente industrial. La ventaja de enchufarlo a una toma de corriente industrial es que, al tener una mayor potencia, la carga se produce mucho más rápido, acortando notablemente los tiempos de carga. Los nuevos cargadores portátiles permiten cargar en el llamado Modo 2 que evita picos de tensión y garantizan así una carga segura.

fuentes de imagen: www.autodoc.es


¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un cargador portátil?


Lo más importante es asegurarnos de que la conexión del cargador y la del coche son la misma, ya que en la actualidad existen varios tipos de conectores.

La longitud del cable también es muy importante ya que un cable demasiado corto puede ser poco útil en muchas situaciones.


Una vez nos aseguremos de que el conector es compatible hay que decidir la potencia con la que queremos realizar las cargas de la batería. Existen cargadores que nos permiten conectar a diferentes tipos de corriente y elegir la potencia de carga que queremos utilizar.

 




 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar