Domingo, 18 de Agosto de 2019
siguenos >
 
¿Sabías que...?
La misteriosa historia del Codex Gigas, el libro
         
Codez¡x Gigas

La misteriosa historia del Codex Gigas, el libro "escrito por el diablo"


JL Márquez   Madrid (27.01.2019)

 

Uno de los libros que forman parte de la colección de la Biblioteca Nacional de Suecia que resalta por su gran tamaño y rareza es el Codex Gigas. Con cubiertas de madera, este libro contiene 620 páginas y mide casi un metro de largo, pesando75 kilos. 
 
Pero además de sus descomuncales dimensiones su contenido es aún más intrigante y misterioso ya que,  según la creencia popular, lo escribió el mismo diablo.
 
Sobre el Codex Gigas, primero hay que hablar de la leyenda que lo rodea. Sus orígenes se remontan al año 1230, en un monasterio de lo que hoy día es la República Checa. Allí, en Polarice, estaba establecida  la Orden de San Benito y entre sus integrantes  había un monje condenado a muerte por su vanidad. Para salvar su vida prometió escribir un libro que expiarq su pecado.
 
Según el relato, el monje caido en desgracia prometió escribir el libro más grande del mundo en apenas una noche. Dijo que entre sus páginas estaría contenida toda la sabiduría de la humanidad, para glorificación del monasterio. Resultaba difícil negarse a esta propuesta, así que todos los demas  monjes aceptaron. El hombre emprendió la tarea, pero el dolor de brazo le hacía complicado continuar.
 
Antes de recurrir a Dios para que le ayudara, se dice que el monje pidió ayuda a Satanás y pactó el cambio de su alma por la culminación de la obra. El diablo finalizó el trabajo y a la mañana siguiente el resultado era un libro que, en su página 290, mostraba una imagen espeluznante de Lucifer. Algunos dicen  que fue como un regalo al monje y otros, que es la auténtica firma de quien lo escribió.
 
El libro es increíble y bizarro. Era extraño que en una misma pieza fueran combinados textos tan diferentes. En unas páginas se mostraba la Biblia (Vulgata), el texto íntegro de la Crónica checa, así como un manual de tratamientos médicos, hechizos, calendarios y una colección de libros seculares. 
También incluye una enciclopedia medieval con instrucciones para hacer exorcismos y consejos de gramática del siglo VII de la autoría de  San Isidoro, el sabio de Sevilla.
 
En la actualidad, se sabe que la llamada “Biblia del Diablo” consta de 310 pergaminos (620 hojas)  elaborados en vitela, con las pieles de más de 160 animales. Se cree que son pieles de burros. Todo el texto está escrito en latín y según la leyenda, varias páginas fueron extraídas y se perdieron.
 
Pero ¿Por qué tendría este libro una ilustración a gran tamaño del diablo? La historia que rodea al extraño Codex Gigas aporta una explicación. Y es que dado los orígenes y propósito del ejemplar no podría estar asociado a nada bueno y por ello se habría incluido la imagen.
 
Independientemente de lo extraña que resulte la obra, es técnicamente imposible escribir en una noche 620 páginas completas. En la Biblioteca Nacional de Suecia, los expertos bibliófilos afirman que para hacer este libro debieron ser necesarios de 5 a 30 años.
 
Si el monje trabajó en el manuscrito, al menos, 6 horas al día durante 6 días por semana,  indica que el manuscrito se llevó 5 años en ser completado. Si en verdad era monje, sus obligaciones le habrían dejado escaso tiempo para dedicarse trabajar en el libro, a razón de unas tres horas al día, por lo que se habría demorado 10 años en terminarlo.
 
Debido a lo decorado del manuscrito, el trabajo de ornamentación y la escritura se habrían llevado unos 20 a 30 años en total.
 
Pero ¿Qué se sabe de la verdadera identidad del autor? Muchos especialistas que han analizado la “Biblia del Diablo” han tratado de precisar quién está detrás de este libro y porqué dedicó gran parte de su existencia a hacerlo. Los análisis concuerdan en que una sola persona lo escribió y que la firma de “hermann inclusis” (“Herman el Recluso”)  evidencia al solitario autor que está detrás.
 
Sobre cómo fue a dar este libro en Suecia, la explicación más creible es que el Códex Gigas habría llegado como consecuencia de los constantes saqueos. Pocos días antes de finalizar la Guerra de los Treinta Años, la cual mantuvo en batalla a católicos y protestantes entre los años 1618 y 1648, la corona de Suecia asaltó Praga y robó obras de gran valor, entre ellas, la “Biblia” oscura.
 
En aquel tiempo, la reina Cristina de Suecia había dado la orden de apoderarse de libros durante las invasiones, como parte del botín de guerra, a fin de enriquecer las bibliotecas de su país. Es así como gran cantidad de manuscritos originarios de Alemania, Polonia, Dinamarca y Estados bálticos terminaron en los estantes más renombrados, como parte del pillaje en nombre del conocimiento.
 
El Codex Gigas permaneció hasta 1697 en el castillo real en Estocolmo, cuando un fuego que se declaró en el interior casi lo redujo a cenizas . Para evitar que lo alcanzaran las llamas, fue lanzado por una ventana, a cuatro pisos del suelo. La versión de la Biblioteca Nacional de Suecia es que la obra quedó en muy mal estado a raíz de esto.
 
Se afirma que una persona resultó herida cuando el pesado ejemplar le cayó encima. Aunque es probable que esta historia no sea totalmente cierta, el daño que sufrieron las páginas y la cubierta fue notable.
 
La “Biblia Negra” fue restaurada por completo en 1819. El manuscrito permanece expuesto de manera permanente en Estocolmo, en la Biblioteca Nacional de Suecia, como parte de la colección de Tesoros de la biblioteca.
 



 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 7 y 7?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar