Domingo, 29 de Mayo de 2022
siguenos >
 
¿Sabías que...?
Por qué cambiar el cigarrillo por el vaper
         

Por qué cambiar el cigarrillo por el vaper


 Redacción     ¿Sabías Qué?      Madrid (23.03.2022)

 

Los cigarrillos electrónicos son una gran alternativa para los fumadores. Hace unos cuantos años que los vapeadores se volvieron dispositivos habituales entre los fumadores, pero incluso así, aún hay muchas preguntas, como cuánto cuesta un vaper, que una gran parte de la sociedad desconoce.

 

Los cigarrillos electrónicos, también llamados vapeadores o vapers, son unos dispositivos que utilizan unos líquidos, los llamados e-líquidos, que se calientan mediante una resistencia y generan el vapor que van a inhalar los fumadores.

 

A inhalar el humo de la combustión de los cigarros tradicionales se le llama fumar. A inhalar el vapor que generan los cigarrillos electrónicos se le llama vapear.

 

Por qué es una buena idea pasarte al cigarrillo electrónico

El vapeo mediante cigarrillos electrónicos conlleva una serie de ventajas sobre el tabaco consumo de tabaco:

             Los vapeadores contienen una cantidad mucho más reducida de nicotina, que es la sustancia que genera la adicción de los fumadores. Aunque la nicotina es muy perjudicial para la salud, a su vez, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

             Puedes vapear y acabar por completo con la inhalación de nicotina.

             Dependiendo del tipo de vapeador que utilices, puedes graduar la cantidad de nicotina que inhalas en cada calada.

             El vapeo no produce ni alquitrán ni monóxido de carbono, dos sustancias que surgen de la combustión de los cigarros y que también tienen efectos nocivos en el organismo.

             El vapor de los cigarrillos electrónicos es mucho menos molesto que el humo de los cigarros, por lo que los no fumadores pueden convivir con los consumidores de vapers de una manera más armónica.

             Es mucho menos agresivo y molesto con los fumadores pasivos.

             Al contrario de lo que sucede con el humo de los cigarros, el vapor no irrita los ojos de los fumadores activos ni los de los no fumadores.

             El olor no es desagradable como el los cigarros industriales, es más, hay ciertos líquidos que generan un olor dulce y agradable a frutas, bebidas…

             El vapor no impregna la ropa ni las estancias de un olor a tabaco que es bastante molesto. Hace unos años se aprobó el cambio en la normativa que prohibía fumar en el interior de los lugares públicos. Aunque fue una medida controvertida en sus inicios, ahora son pocas las personas que están en su contra. Sin embargo, en los espacios privados se puede seguir fumando y el tabaco deja un olor desagradable en las habitaciones. Los líquidos de los cigarros electrónicos no tienen este problema, por lo que se puede vapear en interiores sin dejar olores.

             Está permitido vapear en el interior de los espacios públicos.

             Los cigarrillos electrónicos no producen vapor mientras no vapees.

             La variedad existente de líquidos electrónicos permite que la experiencia de vapear no sea siempre igual. Gracias a los distintos tipos de líquidos para vapear podrás probar nuevos sabores con los que vas a huir de la rutina.

             Facilitan el abandono gradual del consumo de tabaco tradicional.

             Es un producto mucho más respetuoso con el medioambiente, ya que genera menos contaminación que la combustión.

             Una vez que has realizado el desembolso inicial del vapeador, adquirir los e-líquidos es mucho más barato que comprar el tabaco en un estanco. Además, el hecho de que estos dispositivos hayan experimentado un fuerte desarrollo tecnológico ha posibilitado que su precio en el mercado se haya reducido considerablemente, hasta el punto de que puedes encontrar algunos modelos por un precio inferior a los 20 euros.

 

El debate de los cigarros electrónicos

El debate sobre si es conveniente cambiar los cigarrillos tradicionales por los electrónicos es una cuestión que ha tenido en el pasado más reciente momentos de gran popularidad en los que ha ocupado un importante espacio en medios de comunicación escritos como El Confidencial y en canales de televisión como Televisión Española.

 

A día de hoy sigue habiendo opiniones muy diversas al respecto. Por ejemplo, uno de los argumentos que suelen esgrimirse en contra de los vapers es que pueden ser la puerta de acceso a los cigarrillos tradicionales, en especial para los grupos más vulnerables como puedan ser los adolescentes. Se trata de un argumento menor, ya que el consumo de cigarros industriales y del tabaco de liar está mucho más extendido que el uso de los vapeadores.

 

Está más que demostrado que fumar tabaco es perjudicial para la salud, pudiendo llegar a provocar cáncer de pulmón, boca o laringe entre otras afecciones; sin embargo, por mucho que los fumadores estén concienciados de que el tabaquismo es un hábito que resta años y calidad de vida, no resulta fácil abandonar esta costumbre, por no hablar de todos aquellos fumadores que ni siquiera tienen intención de dejar el tabaco.

 

En definitiva, el cigarro electrónico es una forma alternativa de fumar bastante más sana, económica y menos molesta para el resto de los ciudadanos

 

 




 
 
Tapers
 
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar