Viernes, 20 de Septiembre de 2019
siguenos >
 
Sociedad
Una famosa actriz de Hollywood se declara
         
Foto Oficial de la reina Letizia

Una famosa actriz de Hollywood se declara "gran fan" de la reina Letizia

Casada con otro famoso actor descendiente de saga de actores

Redacción  Sociedad    Madrid (21.08.2019)

 

 
Su matrimonio con Michael Douglas es uno de los más admirados de Hollywood. Han sobrevivido a varias crisis, una ruptura y al asedio de la prensa. Catherine Zeta-Jones habla del día que se conocieron, de sus bromas sobre su diferencia de edad y de las historias que su suegro, Kirk Douglas, disfruta relatándoles. Su hija, Carys Douglas, tercera generación de la saga, quiere seguir sus pasos. Así lo han contado a Vanity Fair en su número de septiembre.
 
 
Cuando era niña, sus progenitores, un propietario de una fábrica de caramelos y una costurera, ganaron 100.000 libras en un bingo y la apuntaron a clases de danza y ballet en su ciudad natal, Swansea, Gales. A los nueve años consiguió un papel en el musical Annie, con 11 era campeona de claqué y a los 15 dejó el colegio para mudarse a Londres y centrarse en su carrera. Si la rechazaban en un casting por la mañana, regresaba por la tarde con ropa y peinado distintos y repetía la prueba. Tras aparecer en varias obras de teatro y telefilmes británicos, en 1998 llegó su pasaje a la fama con La máscara del Zorro. Su belleza voluptuosa de apariencia mediterránea, sumada a la química entre ella y Antonio Banderas, confirmó que había nacido para ser una estrella. “Adoro a Antonio. Juntos tenemos un gran carisma en la pantalla. Es difícil que vuelvan a contratarnos en la misma película porque estamos muy unidos a nuestros personajes del Zorro. Ambos hemos hecho siempre más de lo que se nos pide en los rodajes. Recuerdo que él solía quejarse del esfuerzo que le costaba hacer sus escenas de acción. Yo le decía: ‘¡Pide que lo haga un doble!’. Y entonces al día siguiente yo me quejaba de mis escenas, y él me respondía lo mismo que le había dicho yo. Queríamos hacerlo todo nosotros”.
 
 
”QUIERO SER EL PADRE DE TUS HIJOS”, ASÍ FUE COMO MICHAEL DOUGLAS SE PRESENTÓ A CATHERINE ZETA-JONES
 
Douglas la vio en la cinta y supo que tenía que conocerla. “Coincidimos en un festival cuando estaba promocionando El Zorro”, revela ella. Antonio Banderas y Melanie Griffith los presentaron. “Quiero ser el padre de tus hijos”, le soltó Douglas. Catherine, impactada, respondió: “He oído mucho sobre ti, y por lo que veo es verdad. Así que buenas noches”. El actor se arrepintió del comentario y le envió flores para disculparse. La actriz aún se sorprende al recordar esa frase. “Bueno, supongo que llevaba razón”, concede. Se vieron varias veces en los meses siguientes, durante los que Catherine filmó La trampa con Sean Connery. Para decepción de Michael, ella siempre se presentaba a las citas con su cuñado. La cosa no avanzaba. Hasta que Michael se animó a invitarla a pasar unos días en su casa de Mallorca. Para su sorpresa, accedió. “El resto es historia”, en palabras de Michael. En la Nochevieja de 1999, el actor se puso de rodillas en su mansión de Aspen y le pidió matrimonio.
 
 
 
 
 
 “NO HE COINCIDIDO CON LA REINA LETIZIA, PERO SOY UNA GRAN FAN”
 
Sus tradicionales cenas de verano en Mallorca solían reunir a medio centenar de socialites, políticos y empresarios, como la influyente anfitriona Cristina Macaya o Marieta Salas, íntima del rey Juan Carlos. “He conocido a algunos miembros de la familia real”, dice Catherine. “No he coincidido con la reina Letizia, pero soy una gran fan”. En 2001, Douglas estuvo con el príncipe Felipe en el concierto de Van Morrison. El actor ha celebrado este año su 30º aniversario como veraneante mallorquín con una tarta. Quizá no haya una próxima vez. El protagonista de Wall Street quiere deshacerse de la villa y hace cinco años la puso a la venta por 50 millones de euros, sin suerte. Con esperanzas de atraer a algún comprador, ha rebajado el precio hasta los 28,9 millones de euros y ha prestado su voz para el nuevo anuncio de la inmobiliaria. “Mi vida ha tomado un nuevo curso”, dice en el vídeo. A sus 74 años, su pasado como icono de la jet balear queda ya lejos. Será una despedida difícil. Fue en esa casa donde él y Catherine se enamoraron.
 
”CHICAGO ES EL PAPEL DEL QUE MÁS ORGULLOSA ME SIENTO”
 
Douglas y ella nacieron un 25 de septiembre y desde que están juntos celebran sus cumpleaños con una gran fiesta en la que Catherine siempre se anima a cantar. Fue durante una de esas veladas cuando el productor Martin Richards la escuchó y se dio cuenta de que era perfecta para la película que estaba preparando, Chicago. El musical fue su oportunidad para mostrar el talento como cantante y bailarina que había perfeccionado en los escenarios de Londres. “Es el papel del que me siento más orgullosa”, dice. Su interpretación le valió un Oscar a mejor actriz de reparto, que recogió a punto de dar a luz a su segunda hija. “Soy una de las niñas más jóvenes en participar en un discurso de agradecimiento del Oscar. Mi madre estaba embarazada de mí”, presume Carys. Nació 10 días después.
 
 
MUCHOS LES PREGUNTAN POR EL SECRETO DE SU MATRIMONIO. “NO TENEMOS SECRETOS ENTRE NOSOTROS, ASÍ QUE NO HAY NINGUNO. NOS QUEREMOS Y RESPETAMOS POR NUESTRAS DIFERENCIAS TANTO COMO POR NUESTRAS SEMEJANZAS”.
 
Lo que más le gusta de Douglas es “su sentido del humor”. Ellos mismos se ríen de sus edades. La actriz bromea con que dentro de 20 años llevará a su marido en silla de ruedas por la calle. “Y entonces yo, desorientado, le preguntaré: ‘Catherine, ¿pero a dónde vamos?”, relataba Michael en un programa de televisión. “Y Catherine me dirá: ‘A Cartier, cariño, a Cartier”.
 
“LO BUENO DE MADURAR ES QUE EMPIEZAS A INTERESARTE MÁS POR LO QUE HAY EN TU INTERIOR”
 
En septiembre cumplirá 50 años. Su relación con la belleza y la fama ha sido un camino difícil de recorrer. En sus inicios le negaban papeles por ser demasiado guapa. Luego llegó la presión por estar siempre perfecta. Y pasados los 40, la paradoja de Hollywood: el rechazo a las arrugas y a los intentos de ocultarlas con bisturí. ¿Sigue sintiendo esa presión? “No. Lo bueno de madurar es que empiezas a interesarte más por lo que sucede en tu interior. Tu exterior es una extensión de ello. Estoy muy feliz con la persona que soy ahora. La satisfacción es algo muy bello”. “De la fama de mis padres he aprendido la importancia de ser fiel a uno mismo y a mantenerse con los pies en la tierra”, dice Carys. “Mis padres hacen un gran trabajo reservando su vida privada para la intimidad y su vida pública para el público. Eso nos ha brindado a mí y a mi hermano una infancia fantástica”. Catherine ha acogido a Cameron, que ha rehecho su vida fuera de la cárcel. “Adoro a mi hijastro y tengo una maravillosa relación con él. Hace poco tuvo una pequeña bebé con Viviane, su pareja, y ha traído mucha alegría a nuestras vidas”, cuenta.
 



Nuestro agradecimiento a la revista Vanity Fair por la cesión de la publicación parcial de este reportaje
 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 1 y 4?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar