Viernes, 21 de Febrero de 2020
siguenos >
 
Sociedad
Mientras Diaz Ferrán solicita al juez dinero para comer, su hija Marta invierte millones en reabrir Club 31
         
Gerardo Díaz Ferrán

Mientras Diaz Ferrán solicita al juez dinero para comer, su hija Marta invierte millones en reabrir Club 31

Junto a su marido Higinio Aldaz, Marta Díaz renueva el conocido y elitista restaurante madrileño

Madrid 10.11.20013

 

Era un restaurante mítico en Madrid. El Club 31, conocido como el hermano menor del templo de la restauración madrileña, el restaurante Jockey, sucumbió a la crisis al igual que lo hiciera su hermano mayor.

 

Inaugurado en el año 1959, Club 31, uno de los restaurantes más elitistas de Madrid, pertenecía también a los dueños del lujoso restaurante Jockey. Su propietario, el empresario y ex político del Partido Popular con numerosos cargos de importancia en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, Luis Eduardo Cortés, también vicepresidente ejecutivo de IFEMA, no consiguió reflotarlo y en el 2012 presentó concurso de acreedores (suspensión de pagos).

 

   

       El Club 31 hoy

 

Pero hace unos días, y tras un lavado de su fachada y una gran renovación de su interior, el Club 31 ha vuelto a abrir sus puertas. Ahora se llama El 31, y la propiedad la ostentan, a través de las sociedades DELFITESA SL y PRIME 31 SL –creada hace solo un mes-, Marta Díaz Santamaría, hija de Gerardo Díaz Ferrán, y su marido Higinio Aldaz (muy conocido en el sector de la restauración de Madrid, propietario a su vez del restaurante Higinio’s, ubicado en el madrileño Barrio de Salamancas y  lugar de encuentro de las fuerzas vivas del Partido Popular como Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón, María Dolores de Cospedal, Rodrigo Rato o Miguel Arias Cañete y personalidades como los Reyes de Bulgaria, el Duque de Huescar o Jaime de Marichalar etc. Restaurante que tiene numerosas demandas por impago de las nóminas de sus trabajadores, así como la exigencia de sus proveedores el cobro al contado o no le suministran las mercaderías).

 

       

           Díaz Ferrán con Rajoy en los tiempos de "vino y rosas"

 

Pues bien, resulta que mientras Gerardo Díaz Ferrán hace un llamamiento al juez solicitando le autoricen disponer de 5.000 euros al mes para esas pequeñeces como pueden ser el dentífrico, el papel higiénico o los garbanzos, al decir el encarcelado no disponer de dinero por tener embargadas sus cuentas y propiedades, su hija Marta invierte, a través de las mencionadas sociedades, cerca de 2 millones de euros en abrir de nuevo el antiguo Club 31. Cada silla les ha costado 400 euros. Han renovado toda la cocina, la bóveda y un sinfín de caprichos estéticos decorativos más. Me cuentan que en el otro restaurante, el Higinio’s, trajeron el suelo de Grecia y les costó 1 millón de euros, así que es fácil hacerse una idea de los materiales utilizados en la renovación de El 31 de la calle Alcalá

 

Estaba previsto haber hecho una inauguración por todo lo alto, a la que hubieran asistido la elitista sociedad madrileña y política del PP, pero han preferido no hacer mucho ruido dada la situación carcelaria de Díaz Ferrán. 
 

      

          Empleados de El 31 preparando su inauguración

 

 

 

 




José Luis Márquez - Director Ex. Dg.
 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

Javier Ortiz
Es realmente asombroso como está familia de arruinados pasa a ser multimillonarios

Samuel
Ni pagan a proveedores , ni a trabajadores , ni a hacienda , así también me hago yo rico

 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 5 y 9?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar