Lunes, 17 de Mayo de 2021
siguenos >
 
Televisión
El escatológico testimonio de Lely Céspedes sobre el marido de Carmen Sevilla en el PoliDeluxe:
         
Imagen TwT

El escatológico testimonio de Lely Céspedes sobre el marido de Carmen Sevilla en el PoliDeluxe: "Vicente Patuel quería mis orines para bebérselos"

Los hechos tuvieron lugar en los años 90 cuando ella era azafata del Telecupón

 José Luis Márquez    TV    Madrid (21.03.2021)

 

 
 
Lely Céspedes volvía este sábado 20 de marzo a 'Sábado Deluxe' para someterse al polígrafo de Conchita.
 
Tras su cuestionada  historia sobre sus problemas económicos en el programa de la semana pasada, la ex mujer de Ernesto Neyra se ha sometido a la 'máquina de la verdad' para intentar demostrar su verdad y de paso sacarse unos eurillos que le vendrán muy bien.
 
Pero lo que nadie se esperaba es que durante la entrevista, la que fuera finalista de una edición de 'Supervivientes'  revelara un escatológica historia durante su etapa como azafata en el 'Telecupón', en los albores de Telecinco,  con Vicente Patuel, marido de Carmen Sevilla.
 
 
 
"Vicente Patuel, el marido de Carmen Sevilla me pasaba 200.000 pesetas todos los meses" aseguraba Céspedes añadiendo una declaración que dejaba impactados  a todos: "Vicente Patuel quería mis orines para bebérselos",
 
 
Una 'relación' en la que el marido de Carmen Sevilla "le puso un piso" a Lely, que ahora asegura que  sentía un profundo "asco" por Patuel, afirmando haber vivido" prisionera" en la casa que le había proporcionado el marido de la querida actriz y presentadora.
 
Céspedes reconocía que su único momento de libertad en aquellos años era en el bingo: "Me recuerda la liberación". Una relación de Lely con la del juego con el bingo que podría estar directamente  relacionada con su situación económica actual 
 
 
No obstante Lely asegura que su situación "límite" en lo económico nada tiene que ver con su 'afición' por el bingo. Sin embargo, la máquina de Conchita sacaba a relucir toda la verdad.
 
El polígrafo informaba que Lely se gastaba entre 200 y 300 euros cada vez que iba a jugar al bingo. 
 
 
"Es un problema y no lo ves. El juego sino es diversión es un problema", le decía María Patiño, que le recomendaba "acudir a un especialista".
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar