Lunes, 30 de Noviembre de 2020
siguenos >
 
Televisión
Kiko Rivera da la 'puntilla' a su madre Isabel Pantoja y Francisco Rivera entra por teléfono para felicitarle:
         
Mediaset

Kiko Rivera da la 'puntilla' a su madre Isabel Pantoja y Francisco Rivera entra por teléfono para felicitarle: "Papá estaría muy orgulloso de ti"

"Me ha engañado y robado. Ha antepuesto el dinero a sus hijos"

 Redacción  Televisión  Madrid (14.11.2020)

 

Atónitos se quedaban los espectadores de Telecinco este viernes13 de noviembre por la noche ante las cosas que contó Kiko Rivera, en el 'Especial Cantora' que emitió la cadena de Vasile, sobre su familia, su madre y la herencia de su padre.
 
Hundido, triste, avergonzado por lo ocurrido con sus hermanos y familia paterna. Retratando a una madre famosa, Isabel Pantoja 'desconocida' por el gran público que ha descubierto ahora. En 1984 perdió a su padre Paquirri y en el año 2020, tras sus declaraciones, ha perdido a su madre
 
Kiko Rivera, durante su entrevista en el especial 'Cantora: la herencia envenenada', dejaba  caer en varias ocasiones que el pasado día dos de agosto sucedió algo con su madre que tiró por tierra la relación entre ellos.
 
Aunque Kiko se negaba a contar, por consejo de sus abogados, lo que ocurrió aquel día en la finca Cantora, esta información llegado por el teléfono de Jorge Javier Vázquez a través de José Antonio León. Kiko Rivera ha visto el mensaje del teléfono de Jorge y ha dado permiso al presentador para ser él quien contara lo que sucedió aquel fatídico día para los Pantoja.
 
 
 
Jorge Javier Vázquez ha desvelado que en una discusión en Cantora, el pasado dos de agosto, Kiko tuvo la oportunidad de comprobar cómo en la habitación de su padre fallecido, una habitación que siempre estaba cerrada, estaban todos los objetos personales de Paquirri.
 
Isabel Pantoja denunció un robo en Cantora justo el día después de que un juez sentenciase que la tonadillera debía dar los objetos personales del torero a sus hijos mayores, Francisco y Cayetano. 
Aunque siempre planeó la duda sobre este presunto robo, ha sido este viernes cuando Jorge Javier Vázquez ha dado a conocer la verdad.
 
Kiko Rivera ha corroborado que efectivamente en aquella habitación estaban las cosas de su padre, objetos que su madre aseguró habían sido robados: "Lo que ha hecho es un delito", aseguraban los colaboradores. Kiko, muy afectado, ha explicado que en aquel momento sintió el dolor de Fran y Cayetano: "Cuando vi aquello se lo comuniqué a mis hermanos".
 
 

 
 
Kiko quiere saber qué ha pasado con su herencia pero, ¿por qué ahora? Porque después de estar más de 30 años en la más completa ignorancia, confiando al cien por cien en su madre, ahora se da cuenta de que algo no huele bien.
 
El hijo de Isabel Pantoja aseguraba que en el2015 firmó un documento que su tío Agustín le pidió que firmase y que lo volvería a hacer porque "aquello sirvió para ayudar a su madre con el tema de la cárcel", pero que únicamente firmaría aquello, no lo que firmó anteriormente a aquel día. 
 
Kiko ponía ayer punto y final por completo a la buena relación con su madre con unas declaraciones brutales en las que asegura que, después de lo que ha descubierto en la documentación que sus abogados han conseguido, no existe posibilidad alguna de reconciliación: 
 
"Me parece lamentable que tenga que venir a un programa de televisión para enterarme de cosas que mi madre no se ha atrevido a contarme, me han engañado y me han robado a sabiendas de que lo estaban haciendo (...) No voy a poder perdonar a mi madre y mi padre desde donde esté, tampoco (...) Echo de menos a mi madre, me gustaría volver a verla, pero a día de hoy no tengo fuerzas (...) No hay explicación a lo que ha hecho, no existe razón lógica, lo que yo he descubierto es de una persona que tiene un problema, una persona que está cegada por el dinero, en la escala de valores de mi madre está antes el dinero que sus hijos"
 
El DJ aún no se cree lo que está sucediendo. El hijo mayor de Isabel Pantoja ha sufrido durante años la ausencia de una madre de la que, como ya ha asegurado en anteriores ocasiones, ha necesitado de su  cariño y una atención que no ha recibido:
 
"Yo he sido una persona que me he fiado de mi madre al cien por cien, yo creo que hasta he tenido complejo de Edipo, que he estado enamorado de ella, y que de repente te pegues una hostia tan grande… A estas alturas yo ya no me creo a nadie, me creo lo que pone en estos papeles, esto es más serio de lo que pensaba (…) Si después de esto mi madre no me llama es que no tiene corazón y tenía razón mi hermano Francisco (…) Mi madre ha hecho toda su vida conmigo un paripé, según estos papeles mi madre no me quiere, si esto es a lo que ella llama querer no quiero que me quiera".
 
 
 
Que la relación personal entre madre e hijo está rota es algo más que evidente, pero la disputa familiar va mucho más allá y el hijo menor de Paquirri se plantea tomar acciones legales contra su madre asegurando que, aunque no quiere llegar a ello, si no tiene más remedio sentará a su madre en el banquillo ante un juez:
 
"Lo único que mi madre ya puede hacer es que esto se pare públicamente si me llama y se sienta delante de mí con mis abogados, pero internamente esto no se puede parar (...) Me da igual que mi madre me perdone o no, en quien pienso es en mi padre, que su voluntad no se ha cumplido (...) Mi madre ha antepuesto el dinero a sus hijos y no me he dado cuenta hasta que he leído estos papeles que sigo sin asimilar, y voy a tardar mucho en asimilarlo".
 
Uno de los momentos más complicados en la vida de Kiko Rivera ha sido sin duda su problema con las adicciones, algo que revelaba en su paso por 'GH DÚO' junto a su mujer, Irene Rosales. Kiko ha destapado a la verdadera Isabel y ha dejado entrever que su madre jamás se preocupó por su enfermedad: 
 
"Mi madre ha hecho un paripé con el tema de mis adicciones, pregúntale cómo se llama mi médico, o si sabe a cuántas consultas he ido, la que sabe esas cosas es mi mujer, Irene, a esa que mi madre supuestamente critica (...) La vida de mi madre es una gran mentira". 
 
Pero lo que menos se esperaba Kiko es que su hermano mayor, Fran Rivera, entrase en directo por teléfono para mostrarle todo su apoyo delante de toda España. El torero, visiblemente afectado y con la voz entrecortada por el llanto, enviaba a su hermano pequeño un precioso  mensaje : 
 
"Gracias por darme esta oportunidad, sabéis que no soy muy dado a estas cosas, pero solo quiero decirle a mi hermano que siento muchísimo el dolor que está pasando porque yo he sufrido mucho y quiero decirte que estamos contigo (...) Estás siendo muy valiente y que todo esto que nos ha separado durante tanto tiempo espero que se termine y puedas contar conmigo (...) Por desgracia hay mucho más, yo he estado callado por respecto a ti, hermano, para que no pasaras el sufrimiento y el dolor que tantos años hemos pasado Cayetano y yo, te agradezco que estés ahí dando la cara (...) Para mí todo esto que estáis contando no es nada nuevo, yo lo he sufrido muchos años en silencio por respeto a mi hermano (...) Yo creo que papá estaría muy orgulloso de ti". 
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar