Domingo, 29 de Mayo de 2022
siguenos >
 
Televisión
Quienes son los 16 aspirantes de la décima edición de 'MasterChef'
         
RTVE Comunicación

Quienes son los 16 aspirantes de la décima edición de 'MasterChef'


Redacción    Televisión   Madrid (19.04.2022)

 

 

Este lunes 18 de abril  TVE ha estrenado la decima edición de 'MasterChef'. Tras analizar los jueces del programa a los 50 aspirantes seleccionados tras el multitudinario casting, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz entregaban el delantal blanco que les acredita como aspirantes oficiales a Giraldo, Patricia, Yannick, Teresa, Berto, Iván, Jokin, Luismi, Eva, María Lo, Verónica, Julia, Adrián, Claudia, Paula y David. Pero, ¿cuáles son sus pasiones? ¿Por qué quieren entrar en MasterChef? ¿Quiénes son sus referentes culinarios? Descúbrelo:
 
Giraldo, 33 años 
Cubano de nacimiento y vasco de adopción. Giraldo ha sido jugador de la selección nacional de Cuba de waterpolo, donde ha jugado más de 200 partidos con un brillante palmarés en los Juegos Centroamericanos. Tras varias medallas de oro, ahora es modelo profesional. Vive en Irún (Guipúzcoa) desde hace 2 años junto a su hija y a su novia española. 
 
Para Giraldo España ha supuesto un nuevo mundo de oportunidades en todos los órdenes y está fascinado por la cultura española y por la cocina vasca. Su afición a los fogones es reciente y aprendió a cocinar en el confinamiento a través de videollamada con su madre en Cuba. Quiere entrar en MasterChef consciente de que parte de un nivel algo más bajo que el resto, pero dispuesto a demostrar que en cada cubano hay un ejemplo de perseverancia. 
 
Patricia, 32 años. 
Es de Barcelona y le encanta la cultura coreana. Sueña con vivir en Corea del Sur y poder montar un restaurante de comida española allí. Quiere aprender todo de ellos y les denomina “auténticos dioses de la gastronomía”. Le flipa el kimchi y quiere entrar en ‘MasterChef’ para evolucionar y conocer nuevas técnicas. Hoy trabaja de administrativa, pero quiere dedicarse al mundo de la cocina desde pequeña. Según confiesa, tiene una personalidad arrolladora y le encantó ver a Tamara Falcó en ‘MasterChef Celebrity’. Se ha visto todas las ediciones del talent y dice que a su madre le hace mucha ilusión que forme parte de la décima entrega. 
 
Yannick, 28 años.  
Nacido en Bélgica, pero murciano de corazón, se mudó a España junto a su familia en 2006. Es coordinador de ventas en una conocida multinacional sueca de muebles, aunque su verdadera pasión junto a la Cocina, es la música. 
 
Yannick reconoce que canta a todas horas, que no imagina la vida sin música, y ejerce como solista en la orquesta del balneario de su localidad, con un repertorio de canción de toda la vida. Se considera friky total de Harry Potter y su momento más esperado del año es Eurovisión. Es un fanático de este festival y reconoce que no puede tener a nadie cerca esa noche para que no le distraiga mientras lo disfruta. En la cocina es igual de apasionado que para el resto de sus hobbies y, aunque domina casi todo, su especialidad es la repostería.
 
Teresa, 33 años. 
Nacida en Madrid, Teresa tuvo una infancia muy dura. Sus padres y su hermano pequeño fallecieron en accidente cuando ella tenía once años y se quedó sola con su hermana. En los años siguientes, estuvo interna en Suiza hasta que aclararon sus asuntos legales.  
 
Desde entonces, es rentista de profesión y se dedica a la administración de sus bienes. Sus padres le dejaron una posición económica aventajada y nunca ha tenido que trabajar. La pasión por la cocina se la inculcó su ex pareja (y también aspirante de esta edición) María Lo y llegó a apuntarse a un curso de cocina por amor. Actualmente, tiene novia de nuevo con la que planea casarse en otoño. 
 
 
Berto, 24 años 
Este segoviano, que trabaja como dependiente, está literalmente obsesionado con MasterChef. La edición pasada intentó concursar y el despiece de un pollo en la última prueba se interpuso entre él y el delantal. Desde entonces, ha vivido convencido de que la décima edición debía ser la suya, y que esta vez la oportunidad no podía escaparse. Ha intentado prepararse en una cocina profesional de un amigo y ha hecho lo que pensaba que estaba en su mano para alcanzar su sueño. 
 
Berto es tan divertido como intenso, habla como una locomotora y cree que MasterChef puede suponer el respaldo que necesita para tener un verdadero cambio. 
 
Iván, 38 años.  
Este comercial madrileño de 38 años perdió a los 18 a su madre y esto suponía quedarse completamente solo en la vida porque su padre había desaparecido tiempo atrás. Movido por la más imperiosa necesidad, se dedicó a vender libros a puerta fría, usando a veces la dureza de su situación para conmover a sus compradores. No resultó mal la estrategia porque consiguió convertirse en el vendedor número uno de una plantilla de mil de su empresa durante veinte años. 
 
Los beneficios de sus ventas los invirtió en negocios de hostelería con desiguales resultados y ahora quiere que MasterChef le dé la formación suficiente para dedicarse no solo a regentarlos, si no también a convertirse en chef.
 
Jokin, 30 años.  
Vive en Zumaia, un pequeño pueblo de Guipúzcoa, y presume orgulloso de sus ocho apellidos vascos. Se define como un chico divertido, alegre y emocional. Es gestor financiero y tiene dos grandes hobbies: la pelota mano y las escapadas con su barco. Le encanta cocinar un buen cordero al horno y comer alubias. Le apasiona el buen producto y su gran enemigo es la cocina internacional. Es fan de la tercera edición del programa y, como Carlos Maldonado, se ha superado, ha luchado y ha crecido a nivel profesional. Jokin dice ser muy competitivo y positivo. Asegura que llega a ‘MasterChef’ con la intención de ganar y de aprovechar esta oportunidad única.  
 
 
Luismi, 35 años. 
Nació en Madrid y, después de pasar su juventud en Alcalá de Henares, se trasladó a Guadalajara. Allí trabaja como bombero desde que aprobó la oposición tras 9 años, 3 meses y 7 días de estudio. En ese tiempo trabajó en cosas tan dispares como basurero, socorrista o azafato. Es el cocinero de su parque de bomberos y sus elaboraciones son recetas rápidas, “por si hay que salir corriendo”. Le gusta la cocina de "zafarrancho" con elementos básicos, como las lentejas o las judías, y su plato favorito es el lomo con pimientos. Como contrapunto al estrés habitual de su trabajo, disfruta de su momento zen paseando a su perra por el campo. Antes que bombero, se define a sí mismo como aventurero y dice que ‘MasterChef’ es una gran aventura que quiere vivir.  

Eva, 29 años. 
Esta valenciana afincada en Godella es pediatra, pero está dándole un giro radical a su vida. Después de su último contrato médico, se marchó de voluntariado a República Dominicana. Ahora quiere centrarse en la cocina porque es lo que le relaja y está dispuesta a dejarlo todo para dedicarse a la gastronomía. Su plato favorito es el arroz al horno y la victoria de Saúl Craviotto en ‘MasterChef Celebrity’ le marcó. Asegura que tiene una personalidad arrolladora y que la persona más importante de su vida es ella misma. Se presentó a ‘MasterChef’ por el pique con su familia. Su padre y su hermana se habían presentado previamente al casting y ella también quería conseguir la preciada cuchara. Lo que no se imaginaba es que acabaría seleccionada como aspirantes de la décima edición del talent.   
 
María Lo, 32 años. 
De padre chino y madre chiclanera, María nació en Cádiz pero vive en Barcelona. Quiere darle un cambio radical a su vida y dedicarse al 100% a la cocina, su gran pasión. En ‘MasterChef’ piensa demostrar, y demostrarse, que puede emocionar a la gente con sus platos. Le encanta comer absolutamente de todo y de ahí su pasión por la cocina y el buen producto.  
 
María Lo se enteró en el propio casting que su ex novia, muy aficionada a la cocina, también estaba intentando entrar en el concurso, ahora que ambas tienen nuevas parejas. Entrar en MasterChef hizo que la gaditana, que hasta el momento no había confesado nunca a su padre que vivía con una mujer, abordara el tema con él. Y a pesar de que pertenece a otra cultura y es ya octogenario recibió la noticia con la mayor naturalidad, importándole solo la felicidad de su hija. 
 
Verónica, 26 años. 
Periodista de formación y publicista de profesión. Esta salmantina vive en Madrid y sueña con hacer realidad el proyecto gastronómico que tiene en la cabeza. Es la segunda vez que se presenta a ‘MasterChef’ y su mayor motivación es aprender y conocer a nuevos compañeros. La comida saludable es la base de su cocina, le encantan las verduras pero, eso sí, con mucho sabor. Es muy extrovertida y sociable, aunque también reconoce que tiene mucho carácter. Tiene entre manos un proyecto personal para montar un establecimiento de delivery especializado en cocina healthy y está dispuesta a dejarlo todo por el mundo de la gastronomía. Para ella, ‘MasterChef’ es sinónimo de gente que cambia su vida, persigue su sueño y lo consigue.
 
Julia, 32 años.  
Esta madrileña con ascendencia italiana es sumiller profesional. Además de elegir los mejores vinos, llega a ‘MasterChef’ para ser capaz de elaborar las creaciones perfectas para maridarlos. Su plato favorito es el cous cous, porque le recuerda a su abuela, y le tiene bastante miedo a la casquería, ya que no come carne. Es madre de dos hijos y, según confiesa, le sobra energía para dar y regalar. En primera instancia siempre suele llevarse mejor con los hombres que con las mujeres. Recuerda el “León come gamba” como el momento más mítico de ‘MasterChef’ hasta la fecha.  
 
Adrián, 28 años 
Es de Bilbao y trabaja como instalador de aire acondicionado. Adrián vive en un barrio de alta conflictividad social y él reconoce que ha tenido épocas en los que también participaba de estas peleas. Siendo muy joven, su padre se mató en un accidente de moto, y esto contribuyó especialmente a desestabilizarle. Lo cierto es que, a resultas de todo aquello, tuvo problemas con la justicia y por eso para él la oportunidad que le brinda MasterChef es tan importante, como forma de dar un nuevo rumbo a su vida, especialmente necesario en su caso. 
 
Su mayor referente en la vida es su madre, que es cocinera profesional, y quiere que se sienta muy orgullosa de él. Ella le ha enseñado todo lo que sabe y consiguió convertir la Cocina en una vía terapéutica para salir de sus problemas. Le encanta cantar flamenco, toca la guitarra e incluso ha hecho algunos pinitos dando conciertos en locales. Como cocinero, se ve montando un food truck.  
 
Claudia, 28 años. 
Nació en Gerona pero vive en Pineda de Mar, Barcelona. Es administrativa y odia las medias tintas. Su relación con la cocina es directa, porque ha sido azafata de vuelo, ha viajado mucho y tiene el paladar muy educado. Ella siempre se entrega al 100% y se define como una auténtica foodie. Le encanta la cocina sana, no soporta la mantequilla y una de sus pasiones gastro son los “platos de cuchara”. Las motos son su segunda afición, gracias a su familia, aunque prefiere las motos de tres ruedas para ir más cómoda. De carácter explosivo, confiesa que sufre incontinencia verbal y que le gusta que le digan las cosas a la cara. Se presenta a ‘MasterChef’ porque dice que tiene mucho que ofrecer y la gente auténtica tiene que estar en los fogones. 
 
Se lleva operando desde los 18 años porque asegura que es una enganchada a la cirugía estética. En el casting final le contó a los jueces que hasta los glúteos lleva infiltrados.

Paula, 23 años.  
Esta madrileña trabaja como auxiliar de enfermería. Tiene un gran sentido del humor y es impulsiva, sincera y directa. Se apuntó al casting dos días antes de que cerrara la convocatoria, gracias a sus amigos, y no se puede creer aún hasta donde ha llegado. Dar rodeos no es para ella y no hay secreto del horóscopo que se le escape, reconoce que tiene un TOC con ellos. Los animales son otra de sus pasiones. Su madre es cocinera y de ahí le viene su afición por la gastronomía. Aunque reconoce que también ha aprendido mucho haciendo recetas que ve en videos en las redes sociales. Samantha es su jueza favorita. Su plato estrella es el pollo al curry y le encanta cocinarlo.  
 
 
David, 38 años. 
Nació en Madrid, es un auténtico emprendedor y lo ha demostrado en numerosos sectores, ya que hasta ha puesto en marcha un parque de aventuras. Tiene un hijo de seis años de una antigua relación, al que adora y considera el centro de su vida. Por él se ha mudado a Asturias para poder estar a su lado y darle el tiempo de calidad que se merece. Tiene un gran espíritu de superación, ya que desde muy joven ha tenido contacto con las drogas y ha luchado por superar una importante adicción después de  20 años de consumo. Confiesa que ha conseguido rehabilitarse gracias a la constancia, el deporte y la meditación. Su familia es uno de los pilares más importantes de su vida. Quiere un cambio de vida y disfrutar de una segunda oportunidad enfocado en  el terreno de la gastronomía y entra en ‘MasterChef’ para alcanzar un nuevo futuro en el mundo de la cocina. Aunque también llega al talent para que su padre, actualmente enfermo, se sienta orgulloso de él después de sus altibajos vitales.  



 
 
Tapers
 
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar