Martes, 26 de Enero de 2021
siguenos >
 
Tendencias
La actriz María Galiana tiene que ser sacada en brazos de la estación de Atocha por miembros de la UME
         
María Galiana (RTVE)

La actriz María Galiana tiene que ser sacada en brazos de la estación de Atocha por miembros de la UME

La abuela Herminia de ‘Cuéntame’ tuvo que ser ayudada por los soldados ante la nieve y el peligroso hielo que dejó la borrasca Filomena en Madrid

 José Luis Márquez         Actualidad        Madrid (13.01.2021)

 

María Galiana ha protagonizado uno de los momentos más anecdóticos que nos ha dejado el paso de la borrasca Filomena por  cuando venía a la presentación de la 21ª temporada de 'Cuéntame como pasó': La octogenaria actriz tuvo que ser llevada en brazos por la UME desde la estación de Atocha hasta un hotel.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Presentación de la 21ª temporada de ‘Cuéntame cómo pasó’ que hace un salto en el tiempo y se cuela en el presente
 
María regresaba a Madrid junto a su hija María del Valle tras pasar las navidades e Sevilla y, como hemos dicho anteriormente, a la presentación de la nueva temporada de 'Cuéntame', pero al llegar a la estación del AVE en Atocha y ante el estado que presentaba  la calzada, cubierta por nieve y hielo, la actriz se dio cuenta de que le iba a resultar prácticamente imposible acceder hasta su casa, situada en el barrio de Moratalaz; por lo que decidió alojarse en un hotel cercano a la estación. “No me atrevía a andar hasta el metro, porque, con la edad que tengo, lo único que me faltaba era una rotura de cadera”, ha contado Galiana a ABC.
 
Pero la anécdota fue que para llegar hasta el hotel, la actriz que da vida a Herminia en la serie de TVE, tuvo que ser ayudada por efectivos de la UME (Unidad Militar de Emergencias). “La distancia desde la estación al hotel es muy amplia, bastante grande, y había tres o cuatro coches especiales de la UME (Unidad Militar de Emergencias). Se acercaron unos soldados y me dijeron que, si quería, me atravesaban ellos en el coche”, pero son unos vehículos demasiado altos, “tan especiales que yo no podía subir”, cuenta Galiana al mismo medio.
 
 
¿Cuál fue la solución? “A uno de ellos, al oficial, al que mandaba, se le ocurrió llevarme en brazos. Me hicieron la sillita de la reina y me llevaron en brazos al hotel”, recuerda la actriz entre risas. Una situación surrealista de la que no queda constancia gráfica, pero que seguro, no olvidará jamás María Galiana.



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar