Miercoles, 20 de Enero de 2021
siguenos >
 
Tendencias
La escritora Lucia Etxebarria emite un duro comunicado tras ser acusada de plagio, sufrir acoso e insultos a diario y las librerías retirar sus obras
         
Archivo

La escritora Lucia Etxebarria emite un duro comunicado tras ser acusada de plagio, sufrir acoso e insultos a diario y las librerías retirar sus obras


Redacción   Tendencias   Madrid (12.12.2020)

 

La escritora Lucía Etxebarria ha sido acusada presuntamente de plagio de su ultima novela y sus libros, según cuenta ella misma, están siendo retirados de expositores y librerías.
 
 
Al respecto, la que fuera concursante de un reality de Telecinco, ha enviado un comunicado a traves de la Agencia de omunicación Ingenio que dice lo siquiente:
 
 
Madrid,11 de diciembre. En los últimos meses, desde octubre, estoy siendo víctima de una campaña de acoso y derribo organizada. Las librerías están recibiendo aluviones de mensajes para que retiren mi libro.

Los medios de comunicación estáis recibiendo también esos tuits y mensajes.

Probablemente tú los has recibido.

La página de Wikipedia se editó ayer acusándome de plagio. La página de Wikipedia en principio no permite la edición de mi página, pero sí han permitido esto. Se trata de una de las páginas más visitadas y consultadas del mundo.

Ninguno de mis libros se ha retirado en España por haber violado la ley de propiedad intelectual.

No existe una demanda por violación de la propiedad intelectual.  

Equivocadamente, no respondí a las acusaciones en su momento puesto que se hacían desde un perfil de twitter no identificado, y nunca pensé que la persona tras ese perfil (según parece, una persona en paro, y con antecedentes de enfermedad mental), iba a estar tan obsesionada conmigo como para enviar mensajes a todas las librerías y medios de comunicación del país, ni tampoco pensé jamás que estuviera tan bien conectada como para poder organizar una campaña tan bien planificada, estructurada y coordinada.

No recibo subvenciones, vivo de mi trabajo.

De mi trabajo viven también mi hija y, en parte, mi madre de 94 años, que padece una enfermedad crónica.

No puedo permitirme deprimirme ni dejar de trabajar cuando tengo personas que dependen de mí.

Pero esta campaña me está generando una atmósfera asfixiante de hostigamiento y de persecución.

Me siento sometida a una presión psicológica que me está creando insomnio y dolores de cabeza.

Estoy sometida a una presión económica, puesto que mis libros ya no se promocionan ni se venden, y están siendo retirados de librerías sin que exista una acusación formal de ningún tipo. 

Recibo mensajes insultantes a diario, a veces con amenazas del tipo "te voy a pisar la tráquea" (os basta con pasaros por mi perfil de twitter si queréis verlo, pero no podréis ver los que recibo por canales privados, que son mucho más agresivos).

A mi hija la insultan en el instituto. 

No me atrevo a salir a la calle sola.

Respecto a la acusación de plagio:

De acuerdo con el Tribunal Supremo, por plagio se entiende “todo aquello que supone copiar obras ajenas en lo sustancial”. 

El plagio debe serlo de obras, y no de simples ideas, nunca de datos que están en el acervo común, y que han sido tomados de fuentes que, a su vez, han tomado los datos de otras obras. 

Los datos NO son objeto de protección a través del Derecho de Autor. 

Las ideas sí lo son, y tienen importancia en el momento en que dan origen a una obra.

Plagio es copiar una obra literaria. El plagio debe consistir en una copia sustancial. 

La absorción de determinados elementos no esenciales de una obra ajena NO denota un plagio, máxime si esos datos a su vez fueron tomados de otras fuentes anteriores. Es decir, si quien escribe ha tomado esos datos (fechas, datos históricos o biográficos) de otras obras. 

La incorporación de datos que están en el acervo común NO DENOTA PLAGIO.

También os recuerdo que "aunque en el lenguaje común nos sintamos muchas veces invitados a llamar plagio a cualquier coincidencia entre dos obras que nos resulte llamativa, la verdad es que no existe plagio cuando las obras comparadas resulten suficientemente distintas y diferenciables, aunque tengan puntos comunes de exposición." (Ramírez García abogados, especialistas en propiedad intelectual)  

Para más información os remito a los arts. 270 a 272 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que los recoge bajo el epígrafe De los delitos relativos a la propiedad intelectual.

Y os recuerdo que mi libro tiene 600 páginas.

Repito, os recuerdo que mi libro tiene 600 páginas.

600 páginas. 

¿La razón de la campaña? Como bien lo explica la persona que está tras ese perfil (puesto que cuelga tuits a diario), toda esta campaña se debe a que, según ella, soy " tránsfoba”. 

Y lo mismo dicen los mensajes que recibo a diario. 

Se ha organizado esta campaña porque he mostrado mi disconformidad con un proyecto de ley que pone en peligro la intimidad física y psicológica de los menores, y la integridad de la población reclusa femenina, entre otras razones. Una ley cuyas lamentables consecuencias ya se han podido ver en Canadá (la patria de mi hija y de parte de mi familia), en México o en Irlanda, entre otros países. Una ley que no ha salido adelante en el Reino Unido precisamente porque las consecuencias ya se han visto en otros lugares del mundo.

Una ley que ha afectado a mis familiares en Canadá, la Bill c-16.

El borrador de proyecto de ley que hemos visto es una copia calcada de dicha ley. El grupo de mujeres transexuales reasignadas feministas de España también se ha manifestado claramente contra dicho proyecto de ley. España ya tiene una ley trans, la de 2007, una de las mejores del mundo según la ONU.

España es uno de los pocos países en el mundo en el que la Sanidad Pública cubre una reasignación que cuesta unos 100.00 dólares en países como México, Canadá o Irlanda.

No necesitamos una ley nueva que ponga en peligro a las mujeres y a los menores.

Y que no ayuda a las mujeres transexuales. Desde las aulas de la Universidad Pablo de Olavide se me acusa de delito de odio y de violación de la propiedad intelectual.

Sin acogerse a la libertad de cátedra, puesto que el profesor que lo hace no enseña literatura española.

Todas las mujeres que nos hemos posicionado claramente en contra de esta ley hemos recibido acoso y presiones. Cuando una mujer va a impartir una conferencia en una universidad, el buzón del rector se llena de cartas pidiendo que se anule la charla. Los ayuntamientos cancelan charlas y conferencias.

Los ayuntamientos de Barcelona han recibido todos y cada uno una carta para que dejen de relacionarse con la alcaldesa Núria Parlon.

Acción contra el Hambre ha rescindido recientemente el acuerdo que tenía para hacer una campaña de Navidad con una famosa ilustradora debido precisamente a los mails y presiones recibidas.

Lidia Falcón se enfrenta en unos días a un juicio por haber hecho afirmaciones tales como que no se debe ingresar a menores en tratamientos experimentales.

El Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales ha dictado recientemente una sentencia diciendo exactamente lo mismo.

¿Acaso no estamos sometidos todos a una legislación europea?

¿Existe un doble rasero y lo que en el Reino Unido es la palabra de su tribunal más importante en España es delito de odio?

En una democracia el intercambio de ideas y opiniones es legítimo.

Y solo defiende sus ideas con el odio y con campañas de desprestigio quien no puede defenderlas con argumentos.

Por último, os dejo este poema que está grabado en el Museo Memorial del Holocausto de los Estados Unidos:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
ya que no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
ya que no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
ya que no era sindicalista,
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
ya que no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar. 

Y os recuerdo que el autor fue el pastor luterano alemán Martin Niemöller (1892-1984), no Bertold Brecht, como normalmente se dice. Aunque Bertold Brecht incorporó este poema en una obra. Niemöller fue arrestado en 1937, y confinado a los campos de Schsenhausen y Dachau.
 



 
 
Tapers
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar