Martes, 31 de Marzo de 2020
siguenos >
 
Tendencias
Nutrición y semillas de cannabis: Cómo sacarles el mayor provecho
         

Nutrición y semillas de cannabis: Cómo sacarles el mayor provecho


 Redacción  Salud  Madrid (19.03.2020)

 

 

Las semillas de cannabis son una maravilla a todas luces. No solo tienen una cantidad impresionante de vitaminas, minerales, y proteínas (proteína superior a la animal, segunda solo a la de la quinoa) sino que además brinda muchos efectos beneficiosos para la salud del que las consuma.

Aunque pueden comerse con cáscara, son mucho más apetitosas sin cáscara. Podríamos describirlas como una mezcla entre pipas y almendras, solo que diminutas.

Algunos estaréis pensando “¿Y cómo se come eso?” y muy literalmente. Bueno, vamos a ver algunas de las formas en las que las semillas de cannabis (o de cáñamo) pueden incorporarse a nuestra dieta. Estas semillas pueden conseguirse fácilmente por internet, en sitios como www.sensoryseeds.es, que se especializan en la venta de semillas de la más alta calidad.

Cómo comer semillas de cannabis

Si tus semillas vienen con cáscara, lo más fácil que puedes hacer es lanzar unos cien gramos en la sartén, echarle algo de aceite de oliva y sal, y tostar unos minutos. El resultado es espectacular.

 

Pero, para la mayoría de los usos, es mejor quitarles la cáscara (trabajo duro) o comprarlas de una vez sin ésta.

 

Se prestan mucho para echar encima de ensaladas y otras comidas. Una de las más populares es el yogur helado o, directamente, los helados. Un toque de estas semillas en lugar de la típica lluvia de cacahuete es una opción infinitamente más sana y, depende de a quién le preguntes, más sabrosa.

 

La manera más fácil para comer semillas sin tener que pararte a pensar “¡Estoy comiendo semillas de marihuana!” es mezclarlas con algún otro tipo de semillas. Un mix con semillas de cáñamo, almendras y pasas se podría convertir en tu merienda favorita, y es bastante más sano que el bocata con chorizo y queso que te comerías en su lugar.

 

También es popular hacer leche con las semillas de cannabis. La manera de hacerla es más o menos la misma que con otras leches a base de semillas: Remojas las semillas de cuatro a ocho horas, licuas bien todo, y lo pasas por un colador. El resultado es una bebida súper nutritiva. Aquí tienes una receta rápida para hacer leche de cáñamo:

 

  1. En una licuadora, mezcla 100 gramos de semillas con 800 mililitros de agua. Añade también una cucharada de azúcar (o algún endulzante) y una pizca de sal.
  2. Licúa por un minuto. Deja reposar cinco minutos, y luego licúa otra vez durante 10 segundos.
  3. ¡Listo!

 

Razones por las que deberías comer semillas de cannabis
 

       Contienen mucha proteína. Aunque parezca sorprendente, estas maravillosas semillas tienen la misma cantidad de proteína por peso que la carne vacuna. Esto significa que cien gramos de semillas de cannabis van a tener la misma cantidad de proteína que cien gramos de carne.

 

       Son antioxidantes. Las propiedades antioxidantes de estas semillas no han sido ignoradas en la comunidad médica. Aunque todavía hace falta mucho que estudiar, hay suficiente evidencia para creer que estas semillas son capaces de combatir el deterioro cognitivo en enfermedades como Alzheimer’s, Parkinson’s, y en la demencia senil.

 

       Son una gran fuente de fibra. Unos cien gramos diarios al día de semillas de cannabis te provee de casi la mitad de la fibra que necesitas diariamente. Y todavía mejor si te las comes con cáscara, que es donde más fibra hay. La fibra de estas semillas es 80% fibra soluble y 20% insoluble.

 

       Contienen omega-3. Las fuentes vegetales de omega-3, se ha dicho, son más fáciles de absorber que las fuentes animales, como el pescado. El único problema es que suele ser difícil incorporar estas fuentes vegetales a nuestra dieta. La semilla de chía, por ejemplo, contiene mucho omega-3, pero es difícil de incorporar a una dieta tradicional. Las semillas de cannabis tienen casi tanto omega-3 como las de chía, y son mucho más fáciles de incorporar a nuestra dieta.

 

Semillas de cannabis en la cocina

 

Las semillas de cannabis son más grasa y aceite que otra cosa. Es más, más del 70% del valor nutricional de éstas proviene de las grasas y aceites que contiene. ¿Qué significa esto para nosotros, como cocineros?

 

Primero, que tenemos que ser extremadamente cuidadosos a la hora de conservar nuestras semillas. Los ácidos grasos tan valiosos de nuestras semillas de cáñamo son propensos a degradarse con la exposición al calor y a los rayos del sol. Es recomendable que guardes tus semillas en contenedores que se cierren a presión, para evitar la oxidación de estos aceites. Al cocinar, es posible tostarlas ligeramente, pero no deberían ser cocinadas por más de unos minutos - más y comprometemos la integridad de los valiosos aceites y grasas de nuestras semillas de cannabis.

 

Razones para consumir las semillas de cannabis hay de sobra. Son una fuente magnífica de proteínas y de omega-3, por no mencionar que son también deliciosas. ¿Qué esperas para probarlas?

 

 




 
 
Merchandising oficial de cine, series de TV, comics y videojuegos Planetfan
 

Comentarios

No hay comentarios
 

Añade un comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a la siguiente pregunta
 
¿Cuánto son 7 y 8?
  Acepto las reglas de participación
 


© Exclusiva digital
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar